La presidenta argentina Cristina Fernández, se reunirá este martes con la vicepresidenta del Banco  Mundial para América Latina, Pamela Cox.

La representante del BM, se reunirá también con los ministros de Planificación Julio De Vido, y con Amado Boudou, ministro de Economía.

Sin embargo no firmará ningún acuerdo, entre otras razones, porque el gobierno no cuenta con la discrecionalidad que le otorgaban las "facultades delegadas" que frenó el Congreso en agosto, consigna La Nación.

Por lo anterior, aunque el gobierno está en condiciones de usar los préstamos ya aprobados por el organismo internacional, no está en condiciones de oficializar la recepción de más créditos.

El gobierno trasandino cuenta con US$6.081 millones otorgados por el Banco Mundial, mientras que el monto del nuevo programa está por definirse. En este sentido, en un año el gobierno podrá desembolsar US$2.000 millones antes del fin del mandato de Cristina Fernández.

De esa cantidad, una parte importante se destinará a la cartera de Planificación.