Bogotá. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, se declaró este jueves optimista de avanzar en el restablecimiento de las relaciones comerciales con Venezuela, pero admitió que el proceso debe ser lento y seguro para asegurar su permanencia en el tiempo.

Santos se reunió con su canciller María Angela Holguín, quien encabezará una delegación de funcionarios colombianos que viajará a Caracas para reunirse el viernes con sus homólogos venezolanos como parte de una agenda para restablecer las relaciones comerciales entre los dos países.

"Estamos optimistas de que podamos avanzar en lo que el presidente Chávez y yo establecimos en Santa Marta y es el restablecimiento de las relaciones comerciales, de las relaciones económicas, de infraestructura y también una mayor cooperación en materia de seguridad", dijo Santos.

"Este proceso debe ser lento para que sea seguro, no queremos crear demasiadas expectativas sobre los resultados de las reuniones, lo que queremos es sentar las bases sólidas para que las relaciones con Venezuela sean perdurables, ese es un propósito fundamental, que las relaciones se mantengan en el tiempo y no vayan al vaivén de los acontecimientos", agregó.

Colombia y Venezuela acordaron la semana pasada restablecer sus relaciones diplomáticas y anunciaron su intención de reanudar el intercambio comercial y analizar temas de seguridad e infraestructura en la frontera.

Santos se reunió en Santa Marta con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, y restablecieron las relaciones diplomáticas en un cambio radical del tono de confrontación que se vivió durante los últimos meses del Gobierno de Alvaro Uribe.

Importante comitiva colombiana. El ex mandatario denunció que importantes comandantes de las guerrillas colombianas se refugiaban en Venezuela con la aparente tolerancia del Gobierno de Caracas, lo que llevó a Chávez a suspender las relaciones con Bogotá en julio.

Con la canciller Holguín viajarán los ministros de Defensa, Rodrigo Rivera; de Comercio, Sergio Díaz Granados; de Transporte, Germán Cardona y el Director de Planeación Nacional, Hernando José Gómez.

Desde julio del 2009, las relaciones binacionales se sumergieron en una crisis después de que Chávez ordenó suspender las importaciones desde Colombia como represalia a la firma de un acuerdo militar entre Bogotá y Washington.

Chávez, el más fuerte crítico de Estados Unidos en la región, consideró que el acuerdo que daba acceso a militares estadounidenses a siete bases colombianas, era una amenaza para la soberanía de su país y denunció planes para invadirlo y frenar su revolución socialista.

La Corte Constitucional de Colombia suspendió esta semana la vigencia del polémico acuerdo y lo devolvió al presidente para que tramite su aprobación a través del Congreso, lo que podría facilitar el restablecimiento de las relaciones con Venezuela, de acuerdo con analistas.

Santos dijo que estudiará la posibilidad de tramitar el convenio con Estados Unidos a través del Congreso.

En el encuentro, Colombia buscará agilizar el pago de unos US$800 millones que le adeuda Venezuela a exportadores y empresarios, además de lograr un compromiso concreto en seguridad para combatir los grupos armados ilegales que tienen presencia en la frontera de 2.219 kilómetros, en donde los dos gobiernos pretenden construir obras de infraestructura.

Las exportaciones colombianas a Venezuela cayeron a un estimado de US$1.000 millones de este año desde una cifra récord de US$6.000 millones en 2008.