Las reuniones que sostendrán esta semana en Pekín el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su par chino, Xi Jinping, se centrarán en abordar los desequilibrios comerciales entre ambos países, dijo el miércoles el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, en la capital china.

Ross hizo estas declaraciones en una ceremonia para firmar acuerdos comerciales entre las dos principales economías del mundo por un valor cercano a los US$9.000 millones como parte de la visita de Trump a China.

El presidente estadounidense ha criticado el enorme superávit comercial de China con su país y ha acusado a Pekín de prácticas comerciales desleales.

Datos divulgados el miércoles mostraron que las exportaciones de China a Estados Unidos aumentaron un 8,3% interanual en octubre, mientras que las importaciones subieron 4,3%.

Eso dio como resultado un superávit comercial de US$26.620 millones con Estados Unidos el mes pasado, por debajo del récord de US$28.080 millones registrado en septiembre.

El viceprimer ministro chino, Wang Yang, dijo en la ceremonia que los acuerdos firmados entre su país y Estados Unidos contribuirán a la estabilidad general entre ambas potencias.