Después de días de agitada discusión, los representantes del gobierno de Corea decidieron levantarse de la mesa de negociaciones con Colombia en el proceso que se venía adelantando sobre la implementación de un Tratado de Libre Comercio entre los dos países.

Los delegados del país asiático consideraron que existen serias falencias en los temas sobre la exportación de leche y productos derivados entre las dos naciones, lo que provocó un abrupto rompimiento en el proceso de negociación que se adelantan en la ciudad de Cartagena.

En la tarde de este sábado las dos delegaciones consideraron que faltan muchos asuntos económicos que se tienen que resolver, y aún más otros de toque político los cuales tendrán que resolverse por parte de los encargados.

Muchos gremios económicos han cuestionado seriamente la implementación de este acuerdo económico con Corea al considerar que existen serias falencias en el proceso de negociación señalando que de implementarse se podría presentar una crisis y muchos podrían perder sus puestos de trabajo.

Esta era la quinta y penúltima ronda de negociaciones, y el tratado sería firmado el próximo 25 de julio en Bogotá.