La Habana. Las exportaciones agrícolas estadounidenses a Cuba bajaron 6% en 2011, tras retroceder 31% en 2010, debido en parte a los problemas financieros de la isla y a su búsqueda de nuevos proveedores, dijo este miércoles un grupo comercial.

Cuba, que importa la mayor parte de sus alimentos, compra a Estados Unidos pollo, maíz, soja, trigo y carne de cerdo, entre otros productos.

Las importaciones de alimentos de Cuba se ubicaron en US$1.500 millones en 2011, según informó el gobierno.

Las ventas de Estados Unidos a Cuba han disminuido en poco más de 50% desde un máximo de US$710 millones en 2008, según un informe del Consejo Económico y Comercial Estados Unidos-Cuba, con sede en Nueva York.

El grupo dijo que la caída en las ventas se debió principalmente a razones económicas y no políticas, señalando entre las causas la falta de divisas de la isla y mejores condiciones financieras ofrecidas por países como Canadá, Brasil, Vietnam, Rusia y Francia.

El presidente cubano, Raúl Castro, al reemplazar a su hermano Fidel en la presidencia de la isla, introdujo medidas como un significativo recorte de las importaciones, en un esfuerzo encaminado a que la economía doméstica pueda superar sus crónicos problemas.

Cuba importa entre el 60 y el 70% de los alimentos que consume y Castro ha priorizado las reformas en el sector agrícola con vistas a aumentar la producción local.

Estados Unidos mantiene desde hace medio siglo un embargo económico contra Cuba, su enemigo ideológico, que prohíbe la mayoría de los negocios entre ambas partes, pero hay excepciones como la venta en efectivo de productos agrícolas y medicinas.

Pese al embargo, Estados Unidos, situado a sólo 145 kilómetros, es uno de sus diez más importantes socios comerciales de Cuba. En tanto, la isla es uno de los 50 mercados mayores para las exportaciones agrícolas de Estados Unidos.

Cuba ha comprado más de US$3.500 millones en productos agrícolas a Estados Unidos desde que hizo una excepción al embargo en 2001, dijo el grupo.