El canciller paraguayo, José Fernández Estigarribia, dijo este lunes que sigue pendiente la invitación a su país a la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), prevista en esta capital el mes próximo.

Paraguay fue suspendido en junio de 2012 del bloque subregional tras la destitución ordenada por el congreso del entonces presidente paraguayo, Fernando Lugo.

"Queremos volver al Mercosur en el derecho como corresponde", dijo Fernández en declaraciones hechas en Asunción, la capital paraguaya.

Pero admitió que hasta ahora "no he recibido ninguna indicación para participar de esta reunión", prevista el mes próximo.

El Mercosur tiene como miembros plenos a Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela, país que se incorporó una vez suspendido Paraguay -cuyo Senado obstaculizaba el ingreso de Caracas-.

Fernández señaló que el gobierno del presidente Federico Franco enviará el protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur si el Congreso -donde nunca tuvo mayoría- se lo vuelve a pedir.

"Si hubiese una resolución del Congreso para pedir que se trate de nuevo ese tema, lo vamos a estudiar y si es el pedido del Parlamento lo enviaremos", indicó a periodistas tras una sesión del Consejo de Ministros. El jefe de la diplomacia paraguaya sostuvo que "Venezuela no es miembro del Mercosur hasta tanto Paraguay no dé su acuerdo y hasta ahora no ha aceptado la incorporación de ese país al bloque por decisión del Congreso".

Los cuatro gobiernos mercosureños nunca reconocieron a Franco, quien sustituyó a Lugo en junio de 2012 después que fuera desplazado en un breve juicio político.

El presidente electo, Horacio Cartes, manifestó el viernes que su país "va a volver con toda la dignidad" al Mercosur y que "hay buena onda" en la región para que se reintegre.