Ginebra. Los principales socios comerciales de Estados Unidos expresaron sus temores sobre el plan del gobierno de Donald Trump de imponer altos aranceles en las importaciones de metales y dijeron que temían medidas de represalia, informó este miércoles un portavoz de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

China dio inicio al debate sobre el plan de subir los aranceles a las importaciones de acero y aluminio en una reunión a puertas cerradas.

Entre las delegaciones participantes estaban la Unión Europea, Canadá, Turquía, Rusia, Australia, Corea del Sur, Japón, México, India y Brasil.

"Tememos que Estados Unidos pudiera estar abriendo una caja de Pandora que nosotros no seríamos capaces de cerrar", declaró el embajador de Canadá, según declaraciones entregadas por un funcionario de Comercio.

El director general de la OMC, Roberto Azevedo, ha expresado su preocupación por el plan del presidente Trump. "La OMC está claramente preocupada por el anuncio de los planes estadounidenses de (imponer) aranceles sobre el acero y el aluminio. El potencial de escalada es real, como hemos visto en las respuestas iniciales de otros", dijo.

"Una guerra comercial no está en el interés de nadie. La OMC estará observando la situación muy de cerca", agregó la semana pasada.