Llamativo, por decir lo menos, fue el optimismo de la Sociedad Nacional de Industrias del Perú que, en enero, anunció que espera triplicar las exportaciones de productos pesqueros en seis años, pasando de US$1.000 a US$3.000 millones.

El anuncio tuvo lugar en los mismos días en que un grupo de científicos publicó un trabajo en el Journal Nature Communications, que reveló que los cálculos previos sobre la caída continua de las capturas pesqueras en el mundo han sido subvaluados: y sería tres veces mayor. En efecto, desde 1996, cada año que pasa se extraen 1,2 millones de toneladas menos que el año anterior debido, según Daniel Pauly, miembro del equipo investigador de la Universidad de Columbia, a que los países han estado pescando en exceso.

Otro trabajo, presentado en Davos por la Ellen MacArthur Foundation pronostica que, en 2050, en los mares del mundo  habrá más plástico que peces en el mundo: 1.124 millones de toneladas. Si el pronóstico se cumple las empresas pesqueras peruanas tendrán que pasar del rubro de alimentación al del reciclado de plástico.