Pretoria. Sudáfrica y Brasil este viernes se comprometieron a estrechar sus vínculos comerciales, en otra señal de que las naciones emergentes están reduciendo gradualmente su dependencia económica de los países ricos.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que acaba una gira por seis países africanos en su decimosegundo viaje a ese continente, dijo a su colega sudafricano, Jacob Zuma, que las economías en desarrollo tienen que derribar las barreras para el comercio.

"Le dije al compañero Zuma que no tenemos que tenernos miedo. Necesitamos construir cosas juntos. Entonces, dependeremos menos de los demás y podremos construir una economía más fuerte", afirmó Lula.

Desde que asumió el mando del país sudamericano en el 2003, el ex trabajador metalúrgico se ha esforzado por impulsar el comercio entre Brasil y Africa a US$26.000 millones, un incremento de más de cinco veces desde entonces.

Zuma elogió el compromiso de Lula con el continente más pobre del mundo, que en la última década ha gozado de una ola de crecimiento sin precedentes debido a varios factores, entre ellos, un alza en los precios de las materias primas, una mayor inversión extranjera y condonaciones oficiales de deudas.

Bajo los dos mandatos de Lula, el número de embajadas brasileñas en Africa se duplicaron a 34. "El presidente Lula ha dado prioridad a las relaciones con Africa. Brasil ha expandido su presencia en Africa en los últimos 10 años", sostuvo Zuma.

Brasil es el mayor socio comercial sudamericano de Sudáfrica, con un intercambio del orden de los 19.000 millones de rands sudafricanos en el 2009 (unos US$2.508 millones), y ambos líderes dijeron que esa cifra está destinada a aumentar.

Dado que Brasil será la sede del próximo Mundial de fútbol del 2014, sus líderes también buscan aprender de la experiencia de Sudáfrica, especialmente sobre cambiar la reputación de crimen y violencia que pesa tanto sobre Brasil como sobre Sudáfrica.

"La gente volverá con la convicción de que Sudáfrica les encantó. Brasil seguirá aprendiendo para realizar un Mundial inolvidable", afirmó Lula.

Acuerdos. En las escalas previas de su gira por Africa, Lula firmó, entre otras cosas, un acuerdo de defensa con Guinea Ecuatorial, un convenio sobre biocombustibles con Kenia y un pacto de cooperación medioambiental con Tanzania.

Pese a los esfuerzos de Lula, Brasil aún está lejos de lograr la presencia de China en Africa y pese a que su comercio con el continente ha aumentado, ha caído como proporción del comercio total de Brasil a 5,6% en mayo de este año, ante 7% en 2008.