Motevideo. Las estaciones de servicio en Uruguay están dando los primeros pasos para alcanzar, más adelante, la erradicación total del dinero en efectivo en estos comercios. Con esta práctica se busca que se reduzca la cantidad de robos que padecen.

La medida hizo su debut poco más de dos meses atrás. A mediados de mayo las estaciones de Montevideo y Canelones inauguraron la primera etapa de la supresión del efectivo: entre las 22 horas y las 6 solo podían vender combustible con medios electrónicos.

Pese a que el calendario diseñado por el Poder Ejecutivo en un principio era más ambicioso, fruto de algunos reparos de la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay(Unvenu) se acordó modificarlo para dilatar la entrada en vigencia de la abolición definitiva del efectivo en estos locales.

Uno de los "peros" de los estacioneros era que estos medios de pago todavía no habían llegado a toda la población, por lo que algunas personas podrían encontrarse sin alternativa a la hora de abonar.

El Ministerio de Economía (MEF) terminó alterando el cronograma original. Desde la medianoche del 1° de julio se extendió a todo el país la prohibición de venta de combustible con efectivo entre las 22 y 6 horas, y se decidió extender hasta el 1° de noviembre para Montevideo y Canelones y hasta el 1° de diciembre para el resto del país la posibilidad de pagar en efectivo durante el horario diurno. Luego de esas fechas solamente se permitirán medios electrónicos de pago, cheques u instrumentos que no utilicen el efectivo.

Los emisores de dinero electrónico vieron campo fértil para lanzar productos o fortalecer otros ya existentes para ocupar parte del espacio vacío que de manera paulatina está dejando el dinero contante y sonante.

"Muchos operadores están buscando alternativas para el sector", dijo a El Observador el gerente de Unvenu, Federico de Castro. La gremial, añadió, está trabajando junto al MEF para asegurar el acceso a medios de pago alternativos al efectivo.

En esta línea, la Unvenu está ajustando los detalles de un acuerdo con Prex, una tarjeta prepaga que opera bajo el sello MasterCard. El objetivo es que estas tarjetas se puedan vender directamente en los minimercados de las estaciones que así lo quieran, y que quien la compra luego termine el proceso completando un formulario web para dar de alta su usuario.

En este momento está funcionando un plan piloto en algunas estaciones, explicó el director de Prex, Alfredo Bruce. Una vez superada esta fase, toda estación del país podrá ofrecer este plástico.

Bruce indicó que todavía se está definiendo el costo de la tarjeta. Salvo esta exigencia inicial, no tiene costo de mantenimiento.

Una vez que el usuario hizo el registro web, la tarjeta queda activada. Se puede cargar tanto en las redes de cobranza como en la institución financiera en la cual la persona tenga una cuenta bancaria.

El uso de esta tarjeta –ya hay más de 100 mil Prex en la calle en el país, comentó Bruce– no se limita a las estaciones de servicio sino que sirve para comprar en cualquier comercio, tanto en Uruguay como en el exterior.

Edenred –la firma detrás, entre otros, de Ticket Alimentación- anunció esta semana el lanzamiento de Ticket Combustible Electrónico, una tarjeta para cargar combustible "orientada a compañías que manejan flotas y a empresas que ofrecen a sus colaboradores adelantos de sueldo", indica un comunicado divulgado por la compañía.

Asimismo, añade que con este plástico "los usuarios evitan los riesgos de fraude al que se exponen utilizando su tarjeta de débito o crédito, ya que el potencial riesgo es solo por lo cargado".

En tanto, Sodexo, otra de las empresas que comercializa vales de alimentación o restaurantes –en Uruguay ofrece, por ejemplo, las tarjetas Canasta Pass– está "analizando" sumar a su oferta local una prepaga para abonar combustible. En otras geografías ya la tienen y la salida de escena del efectivo en las estaciones uruguayas lo hace "más práctico", dijo el director general de Sodexo, Roberto Berrondo.

Por su parte, Redpagos ofrece la posibilidad de emitir su tarjeta prepaga MiDinero en los casi 60 locales de la red de cobranza que están ubicados en estaciones de servicio (así como en cualquier otro punto de la red).

El plástico de validez local se expide en el momento –también está la posibilidad de optar por uno de alcance internacional, pero no se obtiene inmediatamente– y no tiene un costo de emisión, dijo el gerente comercial y de marketing de Redpagos, Fernando Lapchik.