Ciudad de Panamá. Tras la cuarto jornada de conversaciones en la cuarta ronda de las negociaciones para la firma de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y Colombia, en la capital panameña, este jueves se reportan importantes avances y nuevos desafíos.

El viceministro de Negociaciones Comerciales Internacionales de Panamá, Francisco Alvarez de Soto, reconoció en diálogo con América Economía.com, y al hacer un balance sobre la ronda, afirmó que se ha logrado más del 50% de avance en el proceso de negociación del acuerdo.

“Esta no va a ser la última ronda del proceso, pero va a marcarnos de manera más clara un poco la idea de los tiempos que vamos a tener que emplear en terminar el Tratado en un futuro próximo”, señaló el funcionario, tras una conferencia de prensa para hacer un balance sobre la materia.

Alvarez de Soto reconoció que la propia negociación es la que va a marcar el futuro en este caso, y si será la quinta ronda de negociaciones, a realizarse en Bogotá, la que señalará o no la aproximación a la etapa de cierre del compromiso.

El funcionario recordó que hay otros factores que inciden en estos tiempos, ya que Panamá trabaja en su integración comercial con Centroamérica, en la revisión legal del proceso de asociación entre Centroamérica y la Unión Europea (UE), y en labores para la ratificación del TLC con Canadá.

Alvarez de Soto destacó además que el gobierno panameño mantiene conversaciones para la posible negociación de un TLC con Perú, y un diálogo exploratorio sobre la materia con Corea del Sur.

“Nos tendremos que poner de acuerdo en las fechas que sean coincidentes para ambos países, y confiar que en esa cuarta ronda podamos llegar a acuerdos y balances que justifiquen, de ser el caso, llegar a un cierre o pensar en realizar una quinta ronda”, apuntó el representante del gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli.

Al hacer el balance sobre las conversaciones de esta semana, el viceministro resaltó en las instalaciones del Hotel El Panamá que se han completado diez capítulos del proceso, y que se avanza en la negociación de las listas de acceso a mercados agrícolas y no agrícolas.

“Se han completado para Panamá capítulos importantes como los del comercio transfronterizo de servicios, servicios marítimos, la entrada temporal de personas de negocios y competencia”, dijo.

Alvarez de Soto apuntó que se han completado también los capítulos laboral, de medioambiente, comercio electrónico, entre otros avances en el sector servicios.

Según la administración Martinelli, se está completando la negociación en cuanto a las reglas de origen y de procedimientos de origen, y mañana continuará el intercambio de opiniones sobre los temas de inversiones, asuntos institucionales, junto a la negociación de las listas de acceso no agrícolas.

Los temas de mayor complejidad son los relacionados a la agricultura, debido a las sensibilidades que tiene Panamá en el sector industrial y en materia de cooperación aduanera.

Otro punto que reviste complejidad, según trascendió, es el relacionado con la operación de la Zona Libre de Colón (ZLC), ubicada en el Atlántico panameño, y una de las más importantes zonas francas de América.

Por su parte, el viceministro resalto que, la adhesión de Panamá a la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), podría ser un punto de aproximación con la CAN, integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Según cifras del 2009 de la Contraloría General de Panamá (Tribunal de Cuentas), el comercio entre Panamá y Colombia ascendió a  US$274 millones, de los cuales US$258 millones corresponden a las importaciones panameñas, y US$15.716 millones a las  exportaciones de Panamá hacia Colombia.