Luego de que la semana pasada tanto Costa Rica como Colombia presentaran sus listas de exclusiones, la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC), entre ambos países quedó entrampada, pero se albergó la esperanza de agilizarla para su cierre esta semana.

Sin embargo, el proceso negociador volvió a sufrir otro traspié: no se estableció la videoconferencia entre los ministros de comercio Sergio Díaz Ganados, de Colombia y Anabel González de Costa Rica.

La fecha de la videoconferencia se pactó el viernes pasado, justamente, para lograr acuerdos en los temas difíciles sobre todo el de las listas de exclusiones.

Pero el encuentro a distancia no se pudo establecer debido a que hubo desajustes en la agenda de los ministros, según informó el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) a La Nación.

Desde que arrancó la negociación de este tratado en agosto de 2012, varios sectores, principalmente, los de la industria manifestaron su resistencia a adquirir un acuerdo con una economía que compite con la tica y que tiene una mayor capacidad de producción.

El intercambio de las listas durante la cuarta ronda de negociación catapultó las intenciones de concluir el proceso en esa etapa y no recurrir a otra ronda debido a que Colombia solicita que ningún sector de la industria sea excluido, algo en lo que no está de acuerdo Costa Rica.

Álvaro Sáenz, presidente de la Cámara Nacional del Agricultura y Agrorindustria, considera que el cierre de este pacto es una tarea difícil, debido a que ambos países piden cosas en las que la otra parte tiene dificultades para conceder.