Lima. El embajador de México en Lima, Manuel Rodríguez Arriaga, destacó que la entrada en vigor este miércoles del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre su país y el Perú, posibilitará un mayor incremento del flujo de inversiones entre ambas naciones.

Indicó que Perú es para México el segundo destino de inversiones en la región después de Brasil, con un monto acumulado de US$12.000 millones en bienes y servicios de empresas altamente competitivas como Southern Copper, propiedad del Grupo México.

“Esperemos un mayor flujo de inversiones de México al Perú y viceversa, ahora se abrirán mayores oportunidades”, declaró a Andina.

El TLC suscrito entre ambos gobiernos en abril del 2011 y aprobado finalmente por el Senado mexicano en diciembre del 2011, amplía las condiciones del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) vigente desde 1987.

“El Tratado de Libre Comercio constituye a nuestro juicio un ´parte aguas´ en la relación bilateral porque nos convierte en socios privilegiados estratégicos y esperamos que contribuya a generar beneficios en empleo, salarios y mejores productos para los consumidores”, indicó.

Refirió que el intercambio anual comercial entre ambos países asciende a US$1.500 millones, con una balanza favorable a México con un poco más de US$1.000 millones, mientras que Perú exporta al mercado mexicano unos US$500 millones.

Los productos peruanos que demanda México son gas natural, combustibles, minerales y productos alimenticios; mientras que Perú compra televisores, vehículos, tractores, celulares, medicamentos y alimentos mexicanos.

El embajador Rodríguez Arriaga destacó que México tiene un intercambio comercial con el mundo de 600 mil millones de dólares, mientras que el valor de sus importaciones asciende a 300 mil millones de dólares, lo que significa una gran oportunidad para las empresas peruanas.

Señaló que hasta antes de la entrada en vigor del TLC, alrededor de 500 productos peruanos tenían posibilidad de ingresar al mercado mexicano, y ahora serán unos 12 mil productos.

“De manera que dependerá de los productores peruanos qué tanto aprovechen ese gran mercado en América Latina y que está estrechamente vinculado al de Estados Unidos”, agregó.

Asimismo, el diplomático señaló que el TLC también favorecerá a las empresas financieras y estimulará las inversiones y alianzas estratégicas entre empresarios de ambos países.