Ciudad de México. México y la Unión Europea (UE) podrían cerrar “políticamente” las negociaciones para actualizar el Tratado de Libre Comercio entre ambos (TLCUEM) en febrero, de acuerdo con un informe enviado por la Secretaría General del Consejo de ese bloque comunitario.

El documento, emitido el 23 de enero del 2018 y enviado al Consejo de la Unión Europea, destaca que las negociaciones del TLCUEM se dirigen “hacia el final del juego”.

“A pesar de las persistentes dificultades, las negociaciones podrían concluirse políticamente en febrero del 2018, siempre que México tenga la voluntad política de hacerlo”, se lee en el informe.

La Secretaría General del Consejo comunica que los negociadores europeos “seguirán persiguiendo sus intereses ofensivos con fuerza” en relación con la plena liberalización de los productos lácteos, la protección de las denominaciones de origen, la contratación pública a nivel subfederal y el Sistema de Tribunales de Inversiones.

Como otros “intereses ofensivos” en la negociación, la Unión Europea enumera los siguientes, sin dar mayor detalle: el mercado de acceso para compras gubernamentales en general, servicios financieros y de transporte marítimo, gas, petróleo, materias primas, animales vivos, carne, productos lácteos, inversión, construcción, derechos de protección intelectual, medidas sanitarias y fitosanitarias, barreras no arancelarias, bienestar animal y normas de origen.

Estamos en medio de la negociación, hemos avanzado muchísimo, hay cuatro temas y esperamos encontrarle solución”, dijo Ildefonso Guajardo.

Por el contrario, como “intereses defensivos”, menciona: el mercado de acceso para animales vivos, carne, productos lácteos, verduras, cereales, aceite de oliva, azúcar y servicios.

La pasada ronda de negociaciones tuvo lugar en Bruselas entre el 12 y el 21 de diciembre del 2017. Le siguieron discusiones en la Ciudad de México del 8 al 17 de enero del 2018, “con avances significativos en todos los capítulos”, según el documento.

En México, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía (SE), comentó que en el proceso de renegociación del TLCUEM, aún es necesario encontrar soluciones en cuatro puntos estratégicos para lograr un cierre.

Abordado en el Senado de la República, pormenorizó que durante la novena ronda, iniciada este lunes y por concluir el 22 de febrero en la Ciudad de México, se requiere lograr consensos en lo relativo al acceso a mercados de bienes; la propiedad intelectual —incluyendo indicaciones geográficas—; el mecanismo de resolución de controversias inversionista-Estado, y las compras gubernamentales.

“Existe una gran disposición para lograrlo (el cierre de las negociaciones) y estamos con toda la voluntad”, dijo Guajardo. Advirtió, sin embargo, que ello dependerá de encontrar resoluciones en los puntos indicados. “Estamos en medio de la negociación, hemos avanzado muchísimo, hay cuatro temas y esperamos encontrarle solución”, añadió.

De conformidad con el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, el bloque dispone de competencia exclusiva en los ámbitos de la unión aduanera, la política comercial y —en el caso de los países miembros que utilizan el euro— la política monetaria.

Opera una Unión Económica y Monetaria destinada a promover sus objetivos y mejorar la vida de sus ciudadanos, coordinando las políticas económicas y presupuestarias y velando por el buen funcionamiento del mercado único. Si se examina en su conjunto, la Unión Europea ocupa el primer lugar en el comercio mundial de servicios comerciales, el segundo en el comercio de mercancías, y el segundo también en términos de Producto Interno Bruto (PIB).

De los 28 Estados miembros, los que más destacan por lo que se refiere al PIB y al comercio son Alemania, el Reino Unido y Francia.