Pensilvania. El presidente estadounidense, Donald Trump, cargó este sábado contra la Unión Europea y advertió que "se preparen para los aranceles", a la vez que amenazó con imponer gravámenes a constructores de automóviles europeos.

"La Unión Europea, maravillosos países que tratan a Estados Unidos muy mal en comercio, se están quejando de los aranceles al acero y aluminio. Si eliminan sus barreras y aranceles horribles a los productos estadounidenses, nosotros haremos lo mismo y quitaremos las nuestras", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

"Si no, ponemos impuestos a los autos (...) Prepárense para los aranceles", agregó el mandatario al citar las marcas alemanas Mercedes-Benz y BMW, poco después en un acto electoral en Moon Township, una zona con una gran concentración del sector siderúrgico, en el oeste de Pensilvania.

"Vuestro acero va a volver. El acero extranjero es basura", subrayó el presidente al defender su agenda proteccionista.

La Unión Europea ha prometido responder con medidas similares a los aranceles estadounidenses.

La Unión Europea exhortó este sábado a Estados Unidos a concederles exenciones en los aranceles sobre las importaciones de metales del país norteamericano.

Tras reunirse con el enviado comercial estadounidense Robert Lighthizer en Bruselas, funcionarios de la UE dijeron que las conversaciones continuarían.

La jefa de comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, describió la charla con Lighthizer como "franca", aunque dijo que no había claridad sobre el eventual procedimiento de exención. Las conversaciones continuarán la próxima semana, afirmó.

"En calidad de socio cercano de Estados Unidos en temas de seguridad y comercio, la Unión Europea debe ser excluida de las medidas anunciadas", tuiteó la funcionaria después de la reunión. "Sin embargo, no hay claridad inmediata sobre el procedimiento exacto de exención de Estados Unidos, por lo que las discusiones continuarán la próxima semana", añadió.