Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó tener "muchos problemas" con la Unión Europea (UE) y que la relación comercial del bloque comunitario con su país es "injusta".

En una entrevista emitida este domingo con el canal británico ITV grabada el pasado jueves en Davos (Suiza), el mandatario señaló que la postura de la UE con respecto al comercio con EE.UU. irá en su "detrimento" en el futuro y que por ello habrá consecuencias negativas.

"Yo tengo muchos problemas con la Unión Europea. Soy el representante de Estados Unidos, es una situación muy injusta. No podemos introducir nuestro producto (en la UE), es muy, muy duro", afirmó Trump.

"Y, aun así, ellos nos envían su producto a nosotros. Sin impuestos, con muy pocos impuestos. Es muy injusto", insistió el mandatario.

"Yo tengo muchos problemas con la Unión Europea. Soy el representante de Estados Unidos, es una situación muy injusta. No podemos introducir nuestro producto (en la UE), es muy, muy duro", afirmó Trump.

La relación comercial entre la UE y EE.UU. es estrecha. Más de un quinto de las exportaciones de la UE en 2015 fueron a Estados Unidos (20,8%), según estadísticas de la ONU, mientras que un 18,2% de las exportaciones estadounidenses fueron a la UE. Sin embargo, la llegada de Trump a la Casa Blanca resultó en el congelamiento de las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio TTIP entre la UE y Estados.

Sobre el "brexit", Trump opinó que de encontrarse en la misma posición de la primera ministra británica, Theresa May, negociaría con mayor "dureza" su salida de la Unión. El presidente estadounidense aseguró que él "habría adoptado una actitud distinta" a la de May en las negociaciones con Bruselas y "habría dicho que la Unión Europea no es tan maravillosa como se supone que es".

Trump declaró que mantiene una "muy buena relación, a pesar de que mucha gente piensa que no", con la jefa de Gobierno británica, y sostuvo que la mandataria conservadora está haciendo "un muy buen trabajo" al frente del Ejecutivo.

Al ser cuestionado sobre los polémicos mensajes por Twitter de la organización de extrema derecha Britain First que compartió en noviembre y provocó tensiones con el Ejecutivo de May, el mandatario estadounidense se mostró dispuesto a disculparse.

"Si me está diciendo que esta gente es horrible, racista, yo ciertamente me disculparía si quiere que lo haga", expresó Trump en la entrevista.