Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que el gobierno está completando un estudio sobre el aumento de los aranceles a la importación de automóviles de la Unión Europea y sugirió que tomará medidas pronto.

"Estamos terminando nuestro estudio de los aranceles a los automóviles de la UE, que se han aprovechado de Estados Unidos en forma de Aranceles y Barreras comerciales. Al final todo se igualará, ¡y no tomará mucho tiempo!", tuiteó Trump.

El mandatario amenazó este viernes con aplicar un arancel de 20% a todos los autos ensamblados en la UE que ingresen a Estados Unidos, un mes después de que su gobierno lanzó una investigación para determinar si estas importaciones constituyen una amenaza para la seguridad nacional.

Este sábado, un alto funcionario de la Comisión Europea dijo que la UE responderá a cualquier iniciativa de Estados Unidos para subir los aranceles a los automóviles fabricados en el bloque.

El Departamento de Comercio estadounidense tiene una fecha límite de febrero de 2019 para investigar si las importaciones de automóviles y partes representan un riesgo para la seguridad nacional del país.

El Departamento de Comercio estadounidense tiene una fecha límite de febrero de 2019 para investigar si las importaciones de automóviles y partes representan un riesgo para la seguridad nacional del país. El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo este jueves que la intención de su departamento es concluir la pesquisa para fines de julio o agosto.

Trump ha criticado en numerosas ocasiones las importaciones germanas de autos a Estados Unidos.

Durante un encuentro celebrado el 11 de mayo en la Casa Blanca, Trump dijo a los fabricantes de automóviles que planea imponer aranceles del 20% o del 25% a algunos vehículos importados y criticó duramente el superávit comercial de Alemania con Estados Unidos.

En la actualidad, Estados Unidos impone un arancel del 2,5% a los automóviles de pasajeros importados de la UE y del 25% a las camionetas pickup. El bloque impone un arancel del 10% a los automóviles importados de Estados Unidos.