Washington. Las renegociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) podrían dar paso a un nuevo acuerdo comercial trilateral con sustanciales cambios o bien a dos acuerdo comerciales separados, declaró este sábado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Lo dejaremos como está ya que es un acuerdo trilateral con Canadá, Estados Unidos y México, y cambiará muy sustancialmente... o haremos un acuerdo directamente con Canadá, y directamente con México", señaló Trump en una conferencia de prensa en la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en Quebec, Canadá.

"Entonces vamos a tener un TLCAN de una forma mejor negociada o tendremos dos acuerdos. Ambas cosas podrían suceder", dijo Trump, advirtiendo que sería "muy malo" para Canadá y México si no se puede lograr un acuerdo entre los tres países.

Trump indicó también que los negociadores del TLCAN están "muy cerca" de acordar algún tipo de disposición de extinción, lo cual permitiría que el acuerdo de comercio sea renegociado cada cinco años.

Las conversaciones sobre renegociación del TLCAN empezaron en agosto de 2017 luego de que Trump amenazó con retirarse del acuerdo comercial de 23 años. Los tres países siguen divididos respecto a las reglas de origen para automóviles y otros asuntos luego de varios meses de negociaciones.

La cumbre del G7 tuvo lugar después de que la administración Trump anunció la semana pasada la imposición de aranceles sobre importaciones de acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México, lo cual generó fuerte oposición de la comunidad empresarial estadounidense y generó una pronta represalia de importantes socios comerciales de Estados Unidos.

Trump dijo a los reporteros que él demandó prácticas comerciales "justas y recíprocas" y propuso eliminar todas las barreras comerciales en la cumbre del G7.

"No aranceles, no barreras, así es como debe ser, y no subsidios", expresó, advirtiendo que otros países pueden perder el acceso a Estados Unidos si no reducen las barreras comerciales.

Expertos y funcionarios de comercio son escépticos respecto a la idea de Trump de cero aranceles, dado que la administración Trump ha aplicado elevados aranceles sobre las importaciones de paneles solares, lavadoras, y productos de acero y aluminio.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, advirtió este viernes que las medidas comerciales proteccionistas de Trump representan una amenaza para el orden internacional basado en normas.

"Lo que más me preocupa, sin embargo, es el hecho de que el orden internacional basado en normas esté siendo modificado. Y lo más sorprendente, es que no es por los sospechosos usuales, sino por su principal arquitecto y garante: Estados Unidos", mencionó Tusk, añadiendo que Estados Unidos y otros miembros del G7 continuarán en desacuerdo sobre comercio, cambio climático y el acuerdo nuclear de Irán.