Bruselas. Los negociadores de la Unión Europea y de Centroamérica rubricaron un acuerdo de libre comercio este martes, dijo en un comunicado la Comisión Europea, una medida que se espera reduzca aranceles en comercio de bienes por 12.000 millones de euros (US$17.000M) anualmente.

El pacto, acordado por primera vez casi un año atrás, ahora debe ser firmado, ratificado y aplicado por los países firmantes, La Unión Europea, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

Una vez aplicado, se espera que recorte tarifas en bienes que van desde carne y automóviles a productos electrónicos, telecomunicaciones y vinos y licores.

"Es un importante paso hacia la entrada en vigor de este real acuerdo 'región a región'", dijo el comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, en un comunicado.

"Es un acuerdo ambicioso e integral, que impulsará el comercio y las inversiones entre nosotros, por lo tanto el crecimiento y el empleo, y ayudará a América Central a progresar en su integración regional", agregó.

El acuerdo para un tratado fue alcanzado por primera vez en mayo del 2010, después de más de tres años de negociaciones, y desde entonces el pacto ha sido sometido a revisiones legales.