Montevideo. El gobierno uruguayo está cerca de alcanzar un nuevo acuerdo de precios con las cámaras empresariales para contener la inflación, la cual se ubicó en 9,14 por ciento en el último año móvil.

"Soy optimista. Hay ambiente para que se haga", declaró tras una reunión con autoridades del ministerio de Economía el secretario de la Cámara de Industrias (CIU), Juan Carlos de León, citado hoy por el diario local "El País".

En agosto y septiembre pasado rigió un acuerdo que congeló los precios de unos 300 productos de la canasta básica en diferentes presentaciones, lo cual colaboró con la desaceleración inflacionaria.

La reunión que mantuvieron el viernes delegados de la CIU y el ministerio fue preparatoria de otra que habrá el lunes y en la que también intervendrán la Asociación de Importadores Mayoristas de Almacén y de la Asociación de Supermercados.

"Estamos dispuestos a analizar el tema y reeditar este acuerdo, en función de algunos ajustes", aseguró De León.

El vocero de la CIU dijo que es posible "pensar en un plazo de 60 días" para congelar los precios e incluso "tal vez hasta fin de año".

Es necesario "tener una comunicación clara con la ciudadanía" para informar "cuál es el alcance y los productos que estarían incluidos", sostuvo De León.

Hace unos días el ministro uruguayo de Economía, Danilo Astori, opinó que el acuerdo es "uno de los factores que explica el descenso de la inflación en el último mes (pasó de 9,5 por ciento en el año móvil con cierre en agosto a 9,14 en septiembre).

En septiembre pasado la inflación se desaceleró a 0,71 por ciento, por debajo del 1 por ciento verificado en igual mes de 2014 y de 1,18 en comparación con agosto de 2015.

El año anterior el Indice de Precios al Consumo (IPC) se expandió 8,26 por ciento, por encima del techo del rango de la meta oficial aún vigente de 7 por ciento.