Montevideo. El Banco Mundial (BM) renovará en el próximo quinquenio la ayuda a Uruguay por unos US$700 millones, “un monto similar al quinquenio anterior”, informó el representante de la institución financiera internacional en Uruguay, Peter Siegenthaler. Unos US$45 millones de ellos serán para obras de almacenamiento de agua.

En el agro el trabajo se enfocará en el crecimiento del sector y la variabilidad climática, que es lo que demanda el gobierno a través del ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

“Estamos en los comienzos de la discusión con el gobierno uruguayo, pero la estrategia es apuntar a ese tema, renovando el portafolio” de ayudas, dijo el especialista en manejo de recursos naturales de BM, Michael Carroll.

El funcionario realizó “una evaluación muy positiva” de la implementación de la identificación individual del ganado bovino en Uruguay.

Recordó que “no fue fácil” el proceso de construir el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) y agregó que confía en que se pueda terminar de trazar todo el ganado como está previsto el 1° de julio próximo.

Durante un encuentro con periodistas en la sede del BM en Montevideo, del que participó El Observador, Carroll adelantó que “estamos analizando si el SNIG necesita algún apoyo” adicional, en particular “algunos recursos” económicos para completar su construcción.

El BM está “trabajando con el gobierno uruguayo en el nuevo acuerdo, basado en la estrategia definida por el país”, contó Carroll, y explicó que los tres pilares son el crecimiento, la sustentabilidad de los recursos naturales y los recursos hídricos para la producción.

El funcionario adelantó que uno de los proyectos que apoyará el BM será el de Gestión Integrada de los Recursos Naturales y el Cambio Climático, que “toma como base” el trabajo realizado con el Proyecto de Producción Responsable (PPR), hoy en la órbita del Departamento de Desarrollo Rural del MGAP.

Carroll recordó que en los cinco años anteriores, el BM trabajó con el PPR y la institución financiera internacional espera continuar con ese apoyo.

Al PPR “le quedan recursos y se extenderá su trabajo para hacer de puente con lo nuevo que vendrá”, explicó el funcionario. El BM espera que el 1° de enero próximo se ponga en práctica el nuevo proyecto, en el que aportará “entre US$45 millones y US$48 millones, de un total de US$60 millones o US$65 millones que se completarán con donaciones de organismos internacionales –como el Fondo Mundial para el Medio Ambiente y el Fondo de Adaptación– más la contrapartida del gobierno uruguayo y los beneficiarios”.

Carroll recordó que ya se realizó un llamado para emprendimientos, en referencia al anuncio que hizo el 10 de febrero pasado en San José el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, para proyectos de agua para la producción animal, obras que estarían comenzando en el próximo invierno.

“El éxito es del gobierno, no del BM”, concluyó Carroll, en alusión a los desafíos que les esperan.