El Consejo de Ministros analiza este lunes medidas paliativas a la política restrictiva llevada a cabo por Argentina para importaciones de bienes, a lo que se le suma ahora la restricción en la compra de servicios desde el exterior. Esta nueva medida del gobierno de Cristina Fernández afectará a la industria uruguaya del software, audiovisual, logística y servicios financieros.

Luego de la reunión del gabinete, los ministerios de Economía, Relaciones Exteriores y de Industria continuarán evaluando las medidas a implementar, aunque ya se descartan acciones restrictivas del mismo tenor, informa este lunes La República.

Si bien el presidente José Mujica señaló este domingo en declaraciones al mismo matutino que no apoyaba la idea de la Cámara de Industria de denunciar al gobierno argentino ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por las trabas impuestas al comercio uruguayo, como informó El Observador este sábado, el mandatario sí reconoció que la relación bilateral es “un asunto complicado”. En este sentido, adelantó que “alguna cosa hay que hacer” para proteger la industria local.

Fuente del gobierno consultadas por La República adelantaron que desde hace semanas se está estudiando qué acciones llevar a cabo para evitar posibles consecuencias negativas para la actividad industrial local.

El Poder Ejecutivo analizó en algún momento la aplicación de medidas espejo o retaleatorias a las que aplica el gobierno argentino, pero esta posibilidad ha perdido fuerza en los últimos días por entender que este tipo de medidas afectará al comercio interno.

Al respecto, Mujica declaró a La República: “Tenemos que discutir algunas medidas que llaman espejo, aunque yo no soy partidario de ello, pero alguna cosa hay que hacer. El mercado interno tiene valor”.