Montevideo. Durante el segundo mes del año se profundizó la caída del núcleo duro manufacturero –exceptuando los grandes actores de la plaza local–. Más de la mitad de los sectores del grueso industrial tuvieron un declive en el nivel de producción, acompañado nuevamente por destrucción de empleo en el sector. Sin embargo, en el total de la industria la producción manufacturera creció, impulsada por las fábricas de celulosa.

El volumen físico de la producción manufacturera creció 5,6% interanual a febrero acelerando el aumento del primer mes del año, de 2,9%. El mayor impulso tuvo como protagonistas a la operativa de Montes del Plata –en marcha a partir de junio del año pasado– y el aumento de la producción de UPM. En tanto, el grueso de la industria –excluidas Montes del Plata, UPM, Pepsi en zona franca y ANCAP– redujo 4,2% su producción en el período relevado, de acuerdo a los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador. Por su parte, la producción de ANCAP registró un muy leve deterioro de 0,4% interanual.

El núcleo duro industrial deja de lado los cuatro grandes actores del sector manufacturero, debido a que por su tamaño (en conjunto representan casi 25% de la actividad industrial) y su lógica particular –donde su evolución no acompaña necesariamente al resto del sector–, distorsionan el análisis del grueso de las empresas.

Así, dentro de los 19 sectores que conforman la industria uruguaya, 13 de ellos redujeron su producción. La mayor caída estuvo liderada por el sector automotor, con un deterioro de 58% en la medición interanual, seguido por prendas de vestir (-42,5%) y curtiembres y talleres de acabado (-20,2%).

En el lado opuesto, el sector del papel viene encabezando desde julio del año pasado el mayor nivel de producción dentro del núcleo industrial, con un incremento de 90,5% respecto a igual mes de 2014. Alimentos y bebidas, el principal rubro manufacturero, aumentó 5,3% en el período considerado, tras la caída del mes anterior de 1,6%.

El deterioro en la producción del grueso de la industria también se observa desde una mirada de más largo plazo. En el promedio de los 12 meses a febrero, el nivel de producción se redujo 0,8% respecto al período anterior, luego de cerrar el año con un descenso de 0,5%. En el año móvil a febrero del año pasado, la producción manufacturera del núcleo duro industrial permaneció sin cambios y en igual período de 2012 registró un aumento de 1,4%. A pesar de que el total de la industria creció, la cantidad de horas trabajadas se redujo 3,3% interanual, con una caída en el núcleo industrial de 3,6%.