Uruguay logró avanzar a la Fase II del Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información en Materia Fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), luego de presentar en París las modificaciones al marco normativo sobre el régimen de sociedades anónimas con acciones al portador y los acuerdos de información tributaria que firmó el Poder Ejecutivo.

Para los tributaristas, este hecho es una “buena noticia” para el país, además de una oportunidad para “desconprimir” la urgencia del gobierno uruguayo para ratificar el acuerdo de intercambio de información tributaria con Argentina, que tiene a estudio el Parlamento .

Asimismo, un experto sugirió la posibilidad de “modificar” y “mejorar el convenio”. Empero, el vicepresidente de la República, Danilo Astori, aclaró que no comparte esta propuesta y por eso el gobierno seguirá adelante con la ratificación del convenio.

Una fuente del ministerio de Economía explicó a El Observador que tras la presentación técnica que realizó Uruguay ante la OCDE en París, habrá “pequeños retoques” antes de la ratificación formal que el organismo hará sobre el pasaje de Uruguay a la Fase II el próximo mes en Sudáfrica.

En diálogo con El Observador Astori dijo que tomó la noticia con “satisfacción” porque le permite a Uruguay “defender su prestigio internacional”. Agregó que este avance del país es “tan relevante” como haber alcanzado el grado inversor a principios de año.

“Se hizo un muy buen trabajo en materia de intercambio de información tributaria, sobre la participación de las sociedades anónimas al portador y obviamente sobre el combate al lavado de activos”, destacó.

Según un comunicado del Ministerio de Economía la aprobación del informe técnico permitirá al país transitar hacia la Fase II del Foro de Transparencia Global, “que consiste en la revisión de las capacidades previstas por el marco normativo”, etapa que comenzará a regir en el primer semestre de 2014.

El paso dado por Uruguay significa dejar atrás la Fase I luego de haber abandonado la “lista gris” de la OCDE, que ponía al país dentro de la categoría de “poco colaboradores” en materia transparencia tributaria y el combate al lavado de activos.

Oportunidad. A juicio de tres tributaristas consultados por El Observador, el hecho de avanzar hacia la Fase II de la OCDE sin tener aún ratificado el acuerdo de intercambio de información tributaria con Argentina abre un compás de espera y saca presión para que el Parlamento uruguayo avale el mismo en el corto plazo. El Parlamento argentino ya cumplió con ese paso por lo que solo resta la ratificación local.

Para el experto Nelson Costa, con este avance quedó comprobado que la principal restricción que tenía Uruguay para superar la Fase I era la normativa de sociedad anónimas con acciones al portador, que se terminó modificando con una ley hace dos meses. “La segunda lectura es que esto lleva a descomprimir la urgencia por ratificar el acuerdo con Argentina”, indicó.

En una línea similar, Carlos Loaiza del estudio Sanguinetti-Fodere, dijo que en vista que Uruguay ya accedió a la Fase II, “no debería apurarse” y le permite cierto “margen para renegociar las condiciones del tratado que ahora puede hacerse jugar políticamente”.

Agregó que el gobierno uruguayo queda en “una buena posición” para “presionar” a Argentina y buscar una “mejora” en el mecanismo para evitar la doble imposición incluida en el convenio que ya firmó el Ejecutivo.

Precisamente, para su colega Carlos Varela, “Argentina hace que el costo político de ratificar el tratado sea muy alto”, teniendo en cuenta la relación actual entre ambos gobiernos.

No obstante, consultado por esta posibilidad de renegociar el acuerdo Astori fue enfático y dijo “no compartir” esta sugerencia. “Uruguay tiene que seguir transitando por el camino que se requieren en estos casos. Argentina es un país relevante en esta materia para el país.

Uruguay no tiene nada que temer. El gobierno no está haciendo esto ante posibles efectos negativos por parte de Argentina, sino por un camino que ya se trazó. No creo que haya que dilatar los plazos por la decisión de la OCDE”, afirmó. El vicepresidente agregó que Uruguay no puede aprovechar el reconocimiento de la OCDE para “dilatar” los pasos que definió ratificar. Asimismo, recordó que el Poder Ejecutivo está avanzado para firmar un acuerdo de intercambio de información Brasil en los próximos meses.

El senador del Partido Nacional, Francisco Gallinal, informó a El Observador que su colectividad rechazará la ratificación del tratado con la vecina orilla “producto de la incertidumbre” y el “impacto” que generan las medidas proteccionistas de Argentina.