A pesar de la aceleración en la suba del dólar durante el primer mes del año, la rentabilidad de la industria exportadora interrumpió la tendencia a la recuperación que mostró desde agosto del año pasado.

Eso se debió, en parte, a que la subida del dólar no fue suficiente para mantener la competitividad del país, debido al incremento mayor que esa moneda registró en los principales socios comerciales del país.

El nivel de rentabilidad del sector exportador se mantuvo prácticamente incambiado respecto a diciembre, según el Índice de Excedente Bruto Unitario de la Industria Exportadora divulgado por el Banco Central del (BCU). Entre agosto y diciembre del año pasado, el indicador acumulaba un aumento de 3,1%, hasta su mayor valor desde julio de 2009.

La interrupción del aumento de la rentabilidad se dio en un mes en el cual la competitividad cayó 0,9%, según el Índice de Tipo de Cambio Real de El Observador (ITCR-EO).

Esta caída se dio a pesar de la suba de 1,5% en la cotización del dólar respecto a diciembre.A pesar de la caída del mes, en la comparación interanual la rentabilidad del sector aumentó 5,3%. Eso implicó una desaceleración respecto al cierre de 2014, cuando la suba era de 6%. El menor impulso sucedió a pesar de una aceleración en la suba del billete verde por quinto mes consecutivo en enero.

El indicador se situó 2,8% por encima del promedio del año pasado, y a pesar del dato puntual de enero la tendencia muestra una mejora en los niveles de rentabilidad en el sector exportador, desde los valores mínimos registrados a principios de 2013. Desde entonces, la rentabilidad se recuperó 16,6%.