Los gobiernos de Uruguay y Brasil discutirán a partir de la semana próxima alternativas para eliminar los controles fronterizos de algunos bienes y servicios, anunció el vicecanciller uruguayo Luis Porto.

"En el corto plazo, estamos tratando de avanzar en la libre circulación de bienes y servicios eliminando la frontera para un conjunto importante de sectores", reveló Porto citado hoy por el servicio de prensa del gobierno.

Recordó, en esa línea, que ambos países firmaron el Protocolo 71, adicional al Acuerdo de Complementación Económica 2 que facilita la libre circulación de bienes y fija mecanismos para superar las trabas no arancelarias.

"Con la firma del Protocolo 71 se definieron las condiciones para un pasaje rápido por la frontera, pero la frontera sigue existiendo y las aduanas siguen existiendo", reflexionó el jerarca.

Por eso, "tenemos que avanzar para llegar, por ejemplo, a ser como Holanda y Luxemburgo; que no exista circulación para determinado tipo de bienes y que ni siquiera haya que parar en la frontera para esos bienes", dijo.

Porto, que asumió el cargo el jueves sustituyendo a Roberto Conde, dijo que desde hace un año se apunta a lograr con Brasil "una integración multidimensional de carácter global".

"Eso impone diferentes tipos de desafíos pero el más importante es saber identificar asimetrías que están detrás de las dificultades", explicó el segundo de la cancillería.

Aseguró que el Mercosur (que integran ambos países junto a Argentina, Paraguay -suspendido- y Venzuela) comenzó como "un proceso de liberalización comercial" pero no profundizó de "la misma manera hacia otras áreas".

La integración multidimensional con Brasil incluye aspectos como la complementación energética que ha registrado avances tras los acuerdos entre la energética estatal uruguaya UTE y la brasileña Eletrobras, indicó Porto.

Además, existe "un borrador de acuerdo" de complementación productiva en la industria naval de los dos países, añadió.