El valor de las exportaciones de bienes de América Latina y el Caribe a Asia-Pacífico aumentó en 1,7% en el primer semestre de 2014 en relación al mismo período de 2013, según un boletín estadístico distribuido por la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi).

El informe, de la institución que tiene su sede en Montevideo, refleja que esta tasa es menor que la registrada en el primer semestre de 2013 (5,6%), aún sin dejar de ser las exportaciones a aquella región las que mayor dinamismo mostraron en el cómputo global.

Por su parte, el valor de las importaciones regionales de bienes desde Asia-Pacífico también experimentó un menor incremento de enero a junio de 2014 (1,4%) en comparación con 2013 (5,8%).

En millones de dólares, el valor de las exportaciones a Asia-Pacífico en este periodo alcanzó los US$102.588, frente a los US$140.763 del total de las importaciones.

Con estas cifras, la región presentó un déficit comercial con Asia-Pacífico de US$38.175 millones en el primer semestre de 2014, un balance ligeramente superior que los US$37.997 millones registrado entre enero y junio de 2013.

Por países, las exportaciones a China continúan siendo las que registran un mayor dinamismo, creciendo en un 5,5%. En el caso de las importaciones, las mayores compras también provienen de este país, alcanzando el 5,1%.

El estudio señala que las exportaciones de la región a Asia-Pacífico evidencian un alto grado de concentración por origen, concentrando 6 países (Brasil, Chile, Venezuela, México, Argentina y Perú) el 91% de las mismas.

Brasil por sí solo representó el 37% de las exportaciones regionales a Asia-Pacífico y el 44% de las dirigidas a China.

Las estadísticas publicadas reflejan que sólo tres países de América Latina registraron superávits comerciales con Asia-Pacífico: Brasil, Chile, y Venezuela. Los mayores déficits correspondieron a México y Colombia.

Tanto los déficits como los superávits más cuantiosos se produjeron en las relaciones bilaterales con China.