Venezuela vuelve a mirar al vecino país como el proveedor ideal y natural para cubrir sus carencias de producción.

Las importaciones e intercambio tecnológico se reactivarán en sectores banderas para el gobierno: alimentos, viviendas, medicamentos y electrodomésticos.

En alimentos, Venezuela volverá a traer carne de Colombia, con lo que podría cubrirse la falta del rubro que Datanálisis ubica en 37,3% y califica de "significativa", una escasez que, más allá de las cifras, queda en evidencia en las compras de cualquier ama de casa.

El vicepresidente para el área Económica Productiva, Ricardo Menéndez, explicó este martes que se trata de 50.000 animales, de los cuales 25.000 serán beneficiadas y distribuidas por el Ministerio de Alimentación.

Las restantes 25.000 se repartirán así: 1.000 para la producción exclusiva de leche, 10.000 novillos y 14.000 mautes. Aunque no hubo posibilidad de que el funcionario aclarara a la prensa si sería una importación mensual o semanal, fuentes del ministerio de Industrias confirmaron que se trata de una sola entrega.