La Embajada de Venezuela en China celebró hoy miércoles en Beijing un foro sobre la Agenda Económica Bolivariana, en el que se trataron oportunidades nuevas de inversión y se analizó el potencial económico de Venezuela. Alrededor de 100 empresas chinas participaron en el evento.

El vicepresidente sectorial de Planificación de Venezuela y presidente por la parte venezolana de la Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela (CMAN), Ricardo Menéndez, indicó en la conferencia, titulada "Agenda Económica Bolivariana, Motores del futuro", que debido a motivos como la caída del precio internacional del petróleo y la inestable tasa de cambio de la moneda la economía venezolana ha encontrado dificultades.

Para superar las condiciones adversas y que la economía nacional se recupere, el gobierno ha publicado la Agenda Económica Bolivariana, agregó.

La Agenda comprende el nuevo marco económico de "3+14+50", en el que se incluyen tres premisas: crear mecanismos económicos, superar el denominado rentismo petrolero y construir un nuevo modelo económico productivo. La expresión se refiere también a 14 motores productivos de la economía venezolana y a 50 planes relacionados con la economía de lo cotidiano, según Menéndez.

"Estamos a punto del fortalecimiento de un nuevo modelo económico", manifestó Menéndez, quien añadió que entre los 14 motores económicos, Venezuela cuenta con un enorme potencial en el agroalimentario, el farmacéutico, la industria, el turismo, las telecomunicaciones y las finanzas, aparte de los sectores tradicionales como los motores de hidrocarburos, petroquímica y minería.

Además, el gobierno venezolano ha construido varias zonas de desarrollo estratégico nacional, como la Faja Petrolífera del Orinoco y la Faja Pesquera y Acuícola, así como zonas económicas especiales para estimular el crecimiento económico.

El gobierno del país latinoamericano también ofrecerá condiciones favorables para las inversiones de las empresas chinas como incentivos tributarios y unos procesos administrativos más fáciles.

"La asociación estratégica integral entre China y Venezuela es una relación muy intensa en política y economía. La cooperación entre ambos países la hemos encontrado en todos lados de nuestra vida", indicó el viceministro de Inversión para el Desarrollo y secretario por la parte venezolana de la CMAN, Simón Zerpa, en su discurso en el evento.

Según Zerpa, el Fondo Conjunto Chino-Venezolano, establecido en 2007, ha hecho grandes contribuciones a la cooperación bilateral en el sector agroalimentario, la industria, el transporte, la electricidad, la ciencia, la educación y la construcción de viviendas.

Venezuela, país miembro y fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), alberga unas de las mayores reservas de petróleo probadas del mundo, con casi 300.000 millones de barriles. La industria del petróleo ha sido uno de los pilares principales de la economía venezolana.

"Además del petróleo, tenemos abundantes recursos minerales en el Arco Minero del Orinoco, entre los que se incluyen el oro, el hierro, el diamante y la alúmina. Esperamos profundizar la cooperación en la explotación de los recursos minerales con más empresas chinas", subrayó el ministro del Poder Popular de Petróleo y Minería y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Eulogio Del Pino, en el foro.

Conforme a las compañías chinas que asistieron al evento, el mercado venezolano "significa una oportunidad nueva" para las empresas del país asiático, subrayó la directora del Departamento Latinoamericano del Techking Tires Limited, Wang Yunxia.

"Ampliar las inversiones en Venezuela también ayudará a resolver el exceso de capacidad productiva de nuestras industrias", añadió Wang.