Los artesanos u operarios de fábrica, vendedores y trabajadores de servicio, ocupan el 56,4% de la población activa en Venezuela. Así lo muestra un estudio del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), que publica las características de la Fuerza Laboral del país desde el año 1989.

Para aquél entonces, en el último año gobernado por Carlos Andrés Pérez, los artesanos u operarios de fábrica, ocupaban el 24,8% del total de las personas activas. Hoy representan el 20%, y aunque es una tasa menor a la de hace 22 años, siguen siendo el mayor número de trabajadores en el país.

En el segundo semestre de 1989 la cantidad de obreros en Venezuela alcanzó 1.652.990 y en el mismo lapso de 2011 el número fue 2.782.600.

El crecimiento en este renglón laboral, responde a un mayor número en la cantidad de personas económicamente activa; pero, también da cuenta de que en el país no ha habido un gran movimiento en el nivel de la fuerza de trabajo en los últimos 20 años.

Venezuela sigue siendo un país cuya fuerza laboral está sostenida por la mano de obra directa; los técnicos, profesionales, y personal directivo o administrativo no ha tenido mayor crecimiento en las últimas dos décadas.

Apenas un millón de profesionales más han aparecido en 23 años; según el INE en 1989 el número de técnicos o profesionales de carrera fue 800.280 y en 2011 el registro alcanzó 1.841.547.

En las estadísticas del instituto se nota un estancamiento en el número de profesionales desde 1996: cuando la tasa de crecimiento interanual pasó de 12% a 10%. La recuperación llegó en 2005 cuando la tasa de profesionales logró subir a 11%.