Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó expropiar el terreno de una fundación auspiciada por Empresas Polar, en un nuevo capítulo en el enfrentamiento que sostiene con la mayor firma de alimentos del país petrolero.

Chávez permanentemente amenaza con expropiar a Empresas Polar -que elabora productos de primera necesidad que van desde alimentos hasta detergentes- acusándola de "sabotaje" en la distribución de alimentos.

"Me están recomendando (...) aprobar el proceso de expropiación y ocupación temporal del terreno (...) con un área de 9.113,48 metros cuadrados propiedad, una supuesta propiedad de Empresas Polar, dice aquí, para el proyecto nueva comunidad socialista", dijo Chávez en un acto televisado por el canal estatal.

"Aprobada la expropiación de este terreno", agregó el mandatario que cuenta con una ley especial para gobernar por decreto.

Sin embargo, la empresa en un comunicado dijo que se trata de un área que está destinada a la ampliación de los servicios que presta un centro de atención nutricional infantil, respaldado por el mayor fabricante de cervezas del país sudamericano, que funciona en una zona popular del suroeste de Caracas.

"Este centro ha brindado un valioso apoyo a la comunidad durante más de quince años y los planes de ampliación requieren de ese terreno para seguir atendiendo a los niños y madres embarazadas", dijo Carmen Brito, gerente general del centro, citada en el comunicado.

El gobernante socialista dijo que está dispuesto a pagar por las tierras, pero agregó que la empresa debe demostrar documentos de titularidad.

El gobierno venezolano busca terrenos para ubicar a los más de 100.000 damnificados que dejó un temporal en diciembre.

La administración, que ha nacionalizado amplios sectores de la economía, decidió tomar en marzo del año pasado un terreno de la compañía en la ciudad central de Barquisimeto, alegando que debía hacerse un plan para construir viviendas en el lugar, mientras que la empresa consideró la medida como "arbitraria".

La firma, controlada por una acaudalada familia venezolana, fabrica alimentos, cervezas, refrescos y bebidas no carbonatadas. Tiene 30 plantas industriales y es fundamental para mantener abastecida a Venezuela, un país que ha sufrido varias crisis de escasez en años recientes.