Caracas. El presidente de Fedecámaras, Jorge Botti dijo que la industria venezolana entrará al Mercado Común del Sur "con desventajas porque no se consultó con los empresarios".

Aseguró que el ingreso de Venezuela como miembro pleno del Mercosur será motivo de "un profundo análisis" por parte de la cúpula empresarial.

Botti explicó que en un país se debe consultar a la clase empresarial sobre este tipo de integración "porque es necesario estudiar las asimetrías en cuanto a competencias con otros mercados".

Para el presidente de Fedecámaras, un mercado como el propuesto en Mercosur, implica relaciones de libre mercado y "procesos de libre competencia, pero esto contradice la propuesta del Socialismo del Siglo XXI, que se impulsa en el país, aunque es sabido por todos la insistencia del gobierno que por varios años ha tratado de entrar al Mercosur".

Botti insistió en el sector privado no fue consultado y desconocen las condiciones de competitividad.