Valencia. El Gobierno de Venezuela comenzó este lunes a reactivar las operaciones comerciales aéreas y marítimas con las islas de Aruba, Bonaire y Curazao, tres meses después de que ordenó su cierre como una medida anticontrabando.

El ministro de Transporte, Carlos Osorio, hizo el anuncio a la par del aterrizaje en el aeropuerto internacional de Valencia, a unos 150 kilómetros al oeste de la capital Caracas, de un vuelo de Aruba Airlines.

La medida permitió la reanudación de algunos vuelos de Aruba Airlines, una opción para quienes buscan salir o entrar a Venezuela luego de la suspensión de los viajes por la aerolínea panameña Copa tras la decisión del Gobierno de incluirla en una lista de empresas con las que rompió relaciones económicas.

El presidente "nos ha dado la instrucción de reactivar a partir del día de hoy (lunes) y de manera progresiva todo el tránsito marítimo y aéreo con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire", dijo Osorio a periodistas.

En enero, Maduro había ordenado el cierre de los puntos de intercambio comercial con las tres islas vecinas en lo que calificó como una medida contra las mafias que contrabandean productos desde Venezuela.

El Gobierno hasta ahora autorizó sólo la reactivación de los vuelos comerciales desde y hacia Valencia, pero aún no informó cuándo comenzarían a operar desde y hacia Caracas.

El ministro dijo que el transporte marítimo también arrancaría desde los puertos de la Vela de Coro y Guaranao, ambos en el extremo noroeste de Venezuela, con el debido registro de las embarcaciones.