En Venezuela creció la categoría de trabajadores por "cuenta propia" en 2010 y bajó el número de asalariados, según el informe Panorama Laboral de la Organización Internacional del Trabajo.

Quienes laboran de forma independiente no están sujetos a un contrato, trabajan solos, no son profesionales y ejercen su actividad dentro del ámbito legal.

Allí se incluye el grupo de empleados informales, que pueden ser buhoneros o vendedores ambulantes, escritores de libros, artesanos, entre otros.

De acuerdo con el informe de la OIT, este renglón creció en Venezuela 8,1% en 2010, mientras que el número de asalariados bajó 3,1%. Para 2009, la evolución de los independientes fue positiva solo en 3% y en el renglón de asalariados el avance fue de 1,5%.

Las actividades económicas que registraron las mayores caídas en el país fueron, según el estudio, construcción, manufactura y comercio, con 0,9%, 4,4% y 0,2%, respectivamente.

De ochos países estudiados, Venezuela ocupa el segundo lugar, después de Perú, con el mayor número de trabajadores por cuenta propia. La metodología de la OIT establece que la población ocupada incluye esta categoría, además de los asalariados.

El informe recomienda a los Estados que apliquen políticas públicas de inclusión para mejorar la seguridad social de estas personas que trabajan sin el amparo de un empleador.

Salario real. En cuanto a la evolución del salario real en la región, la OIT destaca que en el contexto de recuperación económica y ligero repunte inflacionario, los salarios reales del sector formal registraron variaciones modestas en la mayoría de los países.

En promedio, los salarios reales de Colombia, Chile y Uruguay crecieron hasta el tercer trimestre de 2010 entre 2,2% y 3,4% y entre 1,5% y 1,8% en Brasil, Costa Rica y Nicaragua. "Se registraron pérdidas en el poder adquisitivo en México y por tercer año consecutivo, en Venezuela".

Las remuneraciones medias reales en Venezuela retrocedieron 2,7%, mientras que en el año 2009 se registró otro saldo negativo de 5,5%.

Durante el ejercicio 2010, México es el único país, en el grupo de naciones analizadas, que acompaña a Venezuela en este resultado adverso, revela la Organización Internacional del Trabajo.

Empleo

El buen desempeño económico de la mayoría de los países latinoamericanos generó 1.200.000 puestos de trabajo en la región, indicó la Organización Mundial del Trabajo en el informe.

"El impacto más directo se observó en la reducción de la tasa de desempleo urbano desde 8,1% en 2009, hasta el 7,4% estimado en 2010", señala el documento.

Sin embargo, la OIT apunta que el desempleo afecta a 16,9 millones de mujeres y hombres, "lo que representa una gran brecha para el trabajo decente".

"En 2010 se mantuvo la tendencia hacia la informalización del mercado de trabajo, con un incremento importante del trabajo por cuenta propia, de trabajadores auxiliares y de otras categorías de asalariados y patronos que se desempeñan en pequeños negocios informales o no registrados. Este fenómeno sigue conspirando contra los objetivos de mejora de la productividad y trabajo decente de los países", concluye el documento.

La organización recomienda que los gobiernos deben "seguir impulsando, según sus posibilidades, las políticas de estímulo al crecimiento y al empleo, junto a las medidas para mantener presupuestos fiscales sostenidos y una inflación baja", al tiempo que estiman que las mejoras económicas se producirán a una menor velocidad a la mostrada el año pasado.

El desempleo en Latinoamérica y el Caribe bajó el año pasado a un promedio de 7,4%, tras recuperar el punto porcentual que subió con la crisis financiera de 2009, según informó hoy en Lima la Organización Internacional del Trabajo.

Según el informe anual del organismo, de los 229,6 millones de habitantes que conforman la Población Económicamente Activa (PEA) en Latinoamérica y el Caribe, alrededor de 17 millones de personas estuvieron desempleadas el año pasado y 1,2 millones obtuvo o recuperó un puesto de trabajo.

A diferencia de Estados Unidos, España y Grecia, que tuvieron tasas de desempleo de 10%, 20% y 14% en 2010, respectivamente, Latinoamérica y el Caribe han pasado de 8,4% de desempleo en plena crisis de 2009 a una tasa promedio de 7,4% el año pasado.

El empleo en el sector formal subió en 3,2% en cinco países de la región (Colombia, Ecuador, México, Panamá y Perú).

No obstante, los puestos de trabajo en el sector informal crecieron en 7,2% en esas mismas naciones durante 2010.

El director regional de la OIT para las Américas, Jean Maninat, explicó en una rueda de prensa que "la recuperación económica de la región fue más rápida de lo que se pensaba" y a los países en los que hubo mayor inversión en protección social les fue mejor.

De acuerdo con las cifras del organismo multilateral, México fue el país con la más baja tasa de desempleo en 2010 (5,4%), seguido por Panamá y Bolivia, con 6,5% cada uno.

En tanto, el desempleo subió en Honduras (6,4%), Venezuela (8,8%), Barbados (10,6%), Jamaica (12,9%) y Trinidad y Tobago (6,7%).

En opinión del autor del informe, Miguel del Cid, los países que registran un aumento del desempleo todavía no se terminan de levantar de la desaceleración de la economía mundial y eso está reflejado en su propio crecimiento.

Las naciones del Caribe son más dependientes del turismo, una de las actividades más golpeadas durante la crisis financiera, y en el caso de Venezuela, lo que ocurre es que el país depende en gran parte de su producción petrolera, afectada por una baja internacional de los precios