Los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez, acordaron crear una empresa Grannacional de Producción de Alimentos con el fin de incentivar la producción y el comercio bilateral de diversos productos, entre ellos la soya.

Ambos países firmaron este jueves 18 acuerdos vinculados a diferentes áreas de cooperación, entre ellos alimentos, desarrollo de la industrialización del litio con la fabricación de pilas y baterías, y lucha contra el narcotráfico.

El singular acuerdo sobre alimentos apunta a garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de los pueblos, mediante la producción, procesamiento, intercambio, distribución y comercialización de diferentes productos y rubros alimentarios.

Bajo el amparo de esta área de cooperación, se perfila preparar un plan de siembra para los rubros de soya, papa, maíz amarillo, trigo, arroz e identificar potenciales rubros de inversión en el procesamiento industrial de productos agrícolas y pecuarios.

En febrero del 2009, Bolivia, Cuba, Honduras, Nicaragua y Venezuela dieron nacimiento a la Empresa Grannacional de Alimentos en el marco de Petrocaribe y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América.

Los equipos técnicos de Morales y Chávez afinaron los acuerdos que se firmaron como corolario de la denominada Primera Comisión de Integración Conjunta Bolivia-Venezuela. Caracas, según otro acuerdo, será el destino de oleaginosas, principalmente en el rubro de aceite de soya.

Chávez valoró la importancia de éstos y los restantes acuerdos en el objetivo de afianzar la cooperación bilateral, sin embargo, consideró que el desafío será ponerlos en práctica teniendo en cuenta que se experimentó la parálisis de anteriores proyectos.

“Será una alta traición al momento que vivimos” no poner en práctica, en los tiempos definidos, los proyectos acordados, advirtió Chávez, visiblemente molesto por la experiencia en acuerdos como, dijo, desarrollo de hidrocarburos.

También se impulsará la industrialización de las reservas de litio. Se acordó el “establecimiento de un cronograma de trabajo para desarrollar un proyecto productivo conjunto de fábrica de pilas y baterías de litio”.

Morales informó que, a diferencia de otros interesados en la explotación de este rubro, Venezuela apostó a la industrialización. Otras naciones “querían invertir sólo hasta el carbonato de litio, no hasta la batería”, insistió.

Agenda. Chávez también comprometió cooperación en la lucha contra el narcotráfico. Bolivia es el tercer productor de coca, materia prima de la cocaína. Rubros como la estevia, textiles, educación, minería, comercio, entre otros, también forman parte del paquete de consensos.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, destacó la cooperación para la producción de tecnologías agrícolas, aspecto —explicó— que ayudará a diseñar y de-sarrollar programas de cooperación científica.
Paralelamente se hizo énfasis en la creación del Banco del Alba y la resolución de las dificultades en cuanto a importaciones.

Los ministros venezolanos de Agricultura y Tierras, Juan Carlos Loyo; Ciencias, Tecnología e Industrias Intermedias, Ricardo Méndez; Comunicación e Información, Edner Betancourt; para Alimentación, Carlos Osorio, y el canciller Nicolás Maduro trabajaron con sus pares bolivianos, liderados por el canciller David Choquehuanca, en los acuerdos. Chávez reflexionó sobre la necesidad de cumplir con los compromisos de cooperación a fin de afianzar el socialismo.

Chávez critica tardanza

El presidente Hugo Chávez cuestionó ayer la lentitud con la que avanza la implementación de varios proyectos bilaterales generados desde que Evo Morales decidió aceptar la cooperación venezolana el 2006. “Para qué firmamos acuerdos si éstos no se van a hacer”, sostuvo el mandatario, quien desafío a los ministros a que los nuevos compromisos asumidos deben traducirse en resultados.

Llamó la atención a los equipos técnicos de ambos países por la lentitud en la ejecución de proyectos bilaterales. Parafraseó a Simón Bolívar y manifestó que “unirnos para descansar en brazos de la apatía, ayer fue una mengua, hoy es una traición”, por ello pidió “reventarse la espalda” para hacer tangibles los planes generados.

Chávez llegó a Bolivia el jueves en la madrugada y ayer visitó varias localidades del departamento de Cochabamba en compañía del presidente Morales. “Si nosotros firmamos una Grannacional de Alimentos y pasa un mes, seis meses, y pasa un año y no se movió nada, ni una semilla, esto es traición”, dijo.

Por ello, pidió a los ministros de Estado de Bolivia y Venezuela “reventarse el pecho y la espalda y producir equipos juntos”. Propuso acelerar las tareas y evaluar de forma continua los avances de todos los acuerdos, nuevos y antiguos.

Puso como ejemplo el acuerdo con la petrolera caribeña Petroandina, “yo pregunté ahora, ¿y no hay nada de petróleo?, me dice que firmaron un acta, eso va muy lento, demasiado lento, que si el taladro, lo llevaron, lo trajeron, ahora quieren devolverlo. No te lo acepto (Evo)”, aseveró.

En descargo, el mandatario boliviano afirmó que “estas reflexiones nos unen más y nos comprometen más”. Resaltó la finalidad de los acuerdos que ya no son de competitividad sino de complementariedad entre los países que conforman el bloqueo del Alba.

Maduro pide avanzar en crear moneda única regional

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió ayer acelerar la implementación del Sistema Único de Compensación Regional (Sucre) en los países que forman la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), con el fin de generar a mediano plazo una moneda y un sistema financiero único en la región.

"Es el primer paso para que Sudamérica más temprano que tarde tenga una moneda y un sistema financiero monetario propio que no depende del dólar ni de otra moneda”, dijo. Maduro arribó al país la madrugada del jueves junto al presidente Hugo Chávez y otras autoridades de su país. Ayer, participó de la inauguración de la reunión bilateral en la ciudad de Cochabamba.

La cumbre del Alba de octubre del 2009, celebrada en Cochabamba, decidió aprobar el Sucre con el fin de obtener “soberanía monetaria y financiera” y apuntar “a la eliminación del dólar estadounidense en el comercio regional”.

"Estamos en una etapa de renacimiento de los valores originarios de nuestra gran nación sudamericana que fue soñada hace 200 años por los libertadores como Simón Bolivar y Antonio José de Sucre, con una nación de repúblicas, una confederación de repúblicas", sostuvo ayer Maduro.