Este martes culminó la III Reunión del Comité de Dirección Venezuela-Japón con la firma de cinco acuerdos de cooperación, como parte de los resultados obtenidos en las mesas de trabajo instaladas para abordar temas en las áreas de Petróleo y Gas, Finanzas, Petroquímica, Ambiente, Electricidad y Energías alternativas.

La firma del acta final estuvo a cargo del Director Ejecutivo de Ambiente de Pdvsa, Ramiro Ramírez y del Director General de la Agencia de Recursos Naturales de Japón, Tstsuhiro Hosono. En este instrumento se recogen los acuerdos logrados en el marco del Comité, según reseñó una nota de prensa de la estatal petrolera.

Por su parte, el director de Pequiven, Betulio Hernández y el representante de la empresa japonesa Mitsui, Ken Okochi, suscribieron un addendum al Memorando de Entendimiento para una nueva Planta de Metanol, con el objetivo de extender el período de vigencia de este documento acordado en abril de 2009.

Hernández también estuvo al frente de la firma de otro addendum al memorando de entendimiento suscrito en abril de 2009, para agregar al instrumento los proyectos aguas abajo en metanol. En representación de la japonesa Mitsubishi firmó Koichi Komatsu.

Asimismo, se suscribió un Memorando de Entendimiento con la empresa Marubeni, para evaluar los posibles proyectos conjuntos en el sector petroquímico nacional; y otro entre Pdvsa, Mitsubishi Corporation e Itochu, para emprender los proyectos de conversión profunda de la Refinería de Puerto La Cruz y de expansión de la Refinería El Palito.

Durante la jornada de tres días, las delegaciones venezolana y japonesa abordaron temas como el desarrollo del Bloque Junín 11 de la Faja Petrolífera del Orinoco y el de la empresa mixta Petroindependencia, en el Bloque Carabobo.

En materia ambiental y de infraestructura se conversó sobre el financiamiento por parte de entidades japonesas en tres proyectos de gran envergadura, los cuales avanzan en su estudio de pre-factibilidad. Estos son la construcción, recolección y procesamiento de desechos sólidos, estableciendo una planta en Caracas para luego repetir el modelo en otras ciudades del país.

También se discutió la posibilidad de contar con la colaboración financiera, técnica y profesional japonesa para llevar a cabo la limpieza exhaustiva del Lago de Maracaibo, que permita lograr el completo saneamiento de uno de los reservorios de agua dulce más grande del mundo.

En materia de finanzas se acordó el financiamiento para la adquisición de cuatro buques japoneses Aframax, construidos por una prestigiosa empresa de esta nación. La entrega del primer buque se efectuará durante los primeros días de marzo, el segundo y tercero en el transcurso de 2011, y el cuarto buque se estima sea entregado en el primer trimestre de 2012. Esto constituye un gran orgullo para la industria petrolera nacional, pues desde hace 30 años no se recibía un buque japonés.

Los acuerdos y conclusiones obtenidas luego de una provechosa jornada de trabajo entre las delegaciones de ambas naciones, contribuyen a fortalecer la importante cooperación entre Petróleos de Venezuela, S. A. y sus aliadas japonesas.