Buenos Aires. Las exportaciones de aceite de soja de Argentina a China siguen paralizadas, dijeron este lunes fuentes del mercado, luego de que el gobierno del país sudamericano anunciara que la disputa comercial que mantiene con el gigante asiático había sido superada.

Las ventas de Argentina, el mayor exportador mundial de aceite de soja, a China, el principal comprador del producto, están congeladas desde hace más de dos meses, debido a las restricciones que la nación asiática impuso al derivado producido en el país sudamericano.

"Hasta ahora no ha habido ningún cambio. No sabemos en qué se basó esa comunicación que también escuchamos", señaló a Reuters un operador de granos y derivados de Argentina.

Las trabas de China aparecieron después de que Argentina impusiera restricciones a la importación de bienes industriales del país asiático.

"Todo sigue igual, la situación no está normalizada" declaró un intermediario.

Aunque desde abril hubo negociaciones de funcionarios de las dos naciones para destrabar el conflicto, hasta la semana pasada no había habido señales de una solución.

A la espera de una confirmación oficial. Operadores de China y del mercado estadounidense de Chicago esperaban una confirmación oficial del acuerdo y dijeron que no tenían conocimiento de que en Argentina se estuviera embarcando mercadería destinada al país asiático.

Hasta el momento, no hubo declaraciones al respecto del Gobierno de China.

El país asiático compró en los primeros quince días de junio 115.000 toneladas de aceite de soja estadounidense, de acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), pero estas operaciones podrían cancelarse si se confirma el acuerdo entre China y Argentina, cuyos precios son más bajos.

En 2009, las ventas del complejo sojero argentino representaron US$16.199 millones, aunque el déficit comercial con China fue de US$1.200 millones.

Pero este viernes, un portavoz del Ministerio de Agricultura de Argentina dijo que las exportaciones estaban normalizadas y que la disputa estaba superada.

Confirmación argentina. El mismo ministro de Agricultura del país sudamericano había dicho más temprano que "se empezaron a liberar embarques" hacia China.

Sin embargo, el Gobierno chino no confirmó la información y los operadores mostraron dudas sobre una eventual solución del problema que afecta exportaciones por US$1.400 millones al año.

"Todo sigue igual, la situación no está normalizada. De hecho, en Brasil el aceite está US$35 dólares. Si estuviese normalizado esa situación no se daría", explicó un intermediario de una importante firma de corretaje.