Washington. Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron por segundo mes seguido en junio, por la debilidad de concesionarios de automóviles y las gasolineras, según un informe del gobierno que se sumó a las señales de una recuperación con ritmo moderado.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas totales minoristas bajaron 0,5% tras una caída revisada de 1,1% en mayo.

Las ventas de mayo fueron informadas originalmente como una baja de 1,2%.

Los analistas consultados por Reuters pronosticaban una reducción del 0,2% el mes pasado. Comparado con junio del año pasado, las ventas subieron 4,8%.

El informe se suma a otras cifras débiles sobre la economía, entre ellas las ventas de casas y la actividad fabril, sugiriendo que el repunte de la peor recesión desde la década del 30 se está enfriando un poco antes de lo previsto.

"El factor que sostenía que los consumidores estaban superando las expectativas desapareció ahora. El mercado laboral está mejorando un poco, pero no tan rápido como algunos creían. Los consumidores están pagando sus deudas y aumentando sus ahorros, lo que va a golpear a las minoristas", dijo John Canally, estratega de inversión de LPL Financial en Boston.

El mes pasado, las compras de vehículos y sus partes cayeron 2,3% tras bajar 0,6%  en mayo. Sin contar autos, las ventas totales descendieron 0,1% luego de haber bajado 1,2% el mes previo.

Pese a que el informe mostró debilidad en algunas categorías clave, las ventas minoristas subyacentes, sin contar autos, gasolina y materiales para la construcción, subieron 0,2% tras haber caído 0,1% en mayo.

Esta última medición de las ventas refleja con más cercanía el componente del gasto del consumidor incluido en el informe del gobierno sobre el desempeño del Producto Interno Bruto.

Las ventas de materiales para la construcción y de artículos para jardín bajaron 1,0%, extendiendo la caída de 9,0% sufrida en mayo, al expirar una serie de incentivos estatales para la compra de electrodomésticos con un uso eficiente de la energía.

Las ventas de las gasolineras descendieron 2,0%, tras la baja del 2,5% experimentada en mayo, por los débiles precios de los combustibles durante junio.