Buenos Aires. Las ventas minoristas de los pequeños y medianos comercios de Argentina cayeron un 5,8% interanual en julio, reportó este domingo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El sector acumula una baja de un 3,2% en los primeros siete meses del año, añadió el reporte de la entidad.

"El mercado de consumo acusó la caída en el poder adquisitivo, y si bien hubo muchas ofertas y liquidaciones, no alcanzó para contener la baja. El dólar, más quieto, fue un dato positivo, porque evitó que la gente destine su liquidez a comprar divisas, pero las tarjetas de crédito cargadas y las pocas oportunidades de cuotas sin interés retuvieron al consumidor", explicó la CAME.

Frente a junio las ventas cayeron un 0,8%, "una baja significativa siendo que julio es un mes donde naturalmente suben empujadas por las vacaciones de invierno", observó la entidad.

El informe precisó que las caídas más pronunciadas por provincias ocurrieron en Salta, Jujuy, Chaco, Tierra del Fuego, Catamarca, La Rioja, Santiago del Estero y Ciudad de Buenos Aires, con bajas mayores a un 10% en el promedio de los rubros relevados.

En el séptimo mes del año sólo un 23,2% de los comercios consultados tuvo alzas anuales en sus ventas, mientras que un 69,1% tuvo variaciones negativas y un 7,7% se mantuvo sin cambios.

En la encuesta sobre expectativas, un 37,5% de los empresarios consultados estimó que las ventas repuntarán, mientras que un 37,3% dijo que no espera cambios y un 25,2% sostuvo que continuarán cayendo.