Brasilia. Las ventas minoristas en Brasil cayeron inesperadamente en julio, ya que la recuperación económica en el país continúa sin fuerza de cara a las elecciones presidenciales.

Las ventas minoristas de Brasil excluyendo automóviles y materiales de construcción cayeron un 0,5% en julio respecto a junio, dijo este jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban un alza de 0,30%.

Las ventas disminuyeron un 1,0% en la comparación interanual frente a expectativas de un avance de 1,20% arrojado en el sondeo de Reuters.

Los datos demuestran que las bajas tasas de interés, incluso en mínimos, resultan ser insuficientes para impulsar la recuperación de Brasil de su recesión más profunda en décadas, ya que unas elecciones impredecibles debilitaron la confianza del consumidor.

Cinco de ocho categorías seguidas por el IBGE en el mes, incluyendo muebles y electrodomésticos -bienes durables que en general son más sensibles a los costos de financiamiento- cayeron un 2,5%, presionando a la mayoría de las ventas generales.

Las ventas cayeron un 1,0% con respecto al año anterior, dijo el IBGE, comparadas con una estimación consensuada de un incremento del 1,2%.