Madrid. El nuevo acuerdo firmado entre Estados Unidos, México y Canadá (USMCA, por sus siglas en inglés) es gran parte una renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), pero hay cambios relevantes. 

Gayle Allard, profesora de Economía en el IE Business School, analiza cómo es este nuevo Tlcan o Tlcan 2.0 y los cambios a los que accedieron los países, como el aspecto de las farmacéuticas o los automóviles.

En este último aspecto, destaca la exigencia de cierto nivel de salarios en la construcción de automóviles y sobre todo en la regla de origen que limitará la importación y uso de autopartes de terceros países (como Japón, China o Alemania) en el ensamblaje de automóviles.

Gayle Allard // Nuevo tratado US-CAN-MEX // IE Business School from IE Media on Vimeo.

Según el análisi, el USMCA puede ser un tratado proteccionista, pero también podría tratarse de un mejor acuerdo para la región. "Queda por verse los resultados y si eso impulsará aún más la industria local de autopartes locales de los tres países", reflexiona Allard.