Washington. El secretario de Comercio Wilbur Ross dijo este jueves que Estados Unidos debe hacer que a sus socios les duela sostener barreras comerciales elevadas, para lograr la meta última del presidente Donald Trump de que éstas se reduzcan y haya un campo de juego nivelado.

"Lo que tenemos que hacer es crear un ambiente donde sea más doloroso para estas partes que tienen estas enormes barreras comerciales, ya sea con tarifas o sin tarifas, hacer que sea más doloroso para ellas mantener estas barreras que eliminarlas", dijo Ross en una entrevista en la cadena de televisión CNBC.

El funcionario estadounidense minimizó el impacto de los aranceles al aluminio y al acero provenientes de México, Canadá y la Unión Europea que Washington impuso el mes pasado, diciendo que no tendrían gran efecto sobre los precios de los productos y la economía en general.

Esas tarifas, agregó Ross, han inducido a otros países a tomar medidas similares contra el dumping.

"Puede sonar extraño, pero el hecho de que les pongamos aranceles a los productos que salen de ellos ha modificado su comportamiento y ha inducido un grado bastante alto de cooperación internacional contra el dumping", señaló Ross.

"Después de que las impusimos, de repente Europa comenzó con una gran cantidad de medidas de salvaguarda para proteger sus propias fronteras contra el dumping de acero y aluminio", dijo Ross. "Antes de poner nuestros aranceles, no habían hecho eso. Del mismo modo Japón", añadió.

"Puede sonar extraño, pero el hecho de que les pongamos aranceles a los productos que salen de ellos ha modificado su comportamiento y ha inducido un grado bastante alto de cooperación internacional contra el dumping", señaló Ross.

Trump expandió recientemente la cantidad de importaciones chinas que enfrentan nuevos aranceles. Este lunes amenazó con aplicar tarifas del 10% sobre productos chinos por valor de US$200.000 millones si Pekín reaccionaba contra la medida anterior de Washington sobre bienes chinos importados por valor de US$50.000 millones, con el fin de detener el robo de propiedad intelectual de China.

"En el caso particular de China, se complica por su falta de respeto a la propiedad intelectual, las transferencias forzadas de tecnología, las violaciones de ciberseguridad", agregó.

La creciente disputa comercial impacta duramente en los mercados financieros. Pekín acusa a Estados Unidos de "presión extrema y chantaje" y prometió tomar medidas en represalia. Con ambas partes subiendo la apuesta, los riesgos de una guerra comercial aumentaron mucho.