Shanghái. La Zona Piloto de Libre Comercio de China (ZPLC), que empezó a funcionar en septiembre de 2013 sobre instalaciones logísticas, portuarias y aeroportuarias preexistentes, aumentó su volumen comercial un 6,5 por ciento durante este primer año, revela la prensa de la ciudad.

De acuerdo con la autoridad aduanera de Shanghái, las actividades de comercio internacional de la zona sumaron 747.000 millones de yuanes entre septiembre de 2013 y el mes pasado, recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily", organismo de difusión del gobierno local shanghainés.

Esta cifra supone el 26,4% del comercio total de Shanghái durante ese período, y un 6,5% más que el valor del comercio registrado entre septiembre de 2012 y septiembre de 2013 (un año antes de inaugurarse la ZPLC) en los cuatro centros logísticos que constituyen el área actual de la nueva zona.

Son la zona franca y el parque logístico de Waigaoqiao (el primer puerto mercante de la ciudad), el puerto de aguas profundas de Yangshan (su complemento, aún en ampliación, situado en una isla a una treintena de kilómetros de la costa, unida por un puente a Shanghái) y el área de libre comercio del aeropuerto de Pudong.

Durante el primer año de operación de la ZPLC, igualmente, el comercio total de Shanghái con el exterior aumentó un 4,5% interanual, según las cifras aduaneras locales.

Las exportaciones desde la ZPLC crecieron así un 10,3% interanual en septiembre, hasta 196.500 millones de yuanes (25.273 millones de euros, US$32.112 millones).

Por su parte, las importaciones de la nueva zona aumentaron también un 5,2% durante ese período, hasta los 551.000 millones de yuanes (70.869 millones de euros, US$90.045 millones).

La ZPLC, creada como un área experimental de apertura económica y financiera del país, anunció también la semana pasada unas reglas que harán posible próximamente la creación de bolsas internacionales de materias primas en el área, ya que se permitirá el almacenaje y la compraventa in situ de hasta 48 tipos de materias primas.

Todo el proceso estará denominado en yuanes chinos, lo que encaja con la política de Pekín de internacionalizar el uso mundial de esta divisa, uno de los objetivos que también está detrás de la creación de la propia ZPLC, junto a la exploración de medidas de apertura financiera y económica.

El presidente chino, Xi Jinping, dijo el lunes ante un grupo de altos dirigentes del Partido Comunista de China (PCCh), responsable de la reformas del país, que la experiencia de la ZPLC es como una "semilla" que hay que plantar en más lugares para que "florezca" y "sus frutos sean recogidos lo antes posible".

En enero pasado se había llegado a hablar de crear en un futuro hasta 12 zonas similares, pero en junio Pekín suspendió el proceso de solicitudes de nuevas áreas de este tipo, ante la falta de ideas innovadoras entre los gobiernos locales chinos que las estaban solicitando, más allá de políticas preferenciales para la inversión.