Londres La confianza del consumidor del Reino Unido se debilitó en junio por cuarto mes consecutivo, en anticipo al presupuesto de emergencia del nuevo gobierno, el cual como se esperaba dio inicio a una nueva era de austeridad.

La firma de encuestas GfK NOP informó que su medida principal sobre la confianza del consumidor cayó desde -18 puntos en mayo a -19 en junio, un descenso que fue pronosticado por los economistas encuestados por Dow Jones Newswires la semana pasada.

Los consumidores fueron encuestados a nombre de la Comisión Europea entre el 4 de junio y el 20 de junio, en tanto se hacia más claro el perfil del presupuesto del 22 de junio.

El gobierno ha indicado que elevaría aún más los impuestos y recortaría los gastos en un esfuerzo por reducir el déficit presupuestario más rápidamente que lo planeado por el anterior gobierno Laborista.

"El actual debate en torno a los recortes en los gastos y la especulación sobre las alzas en los impuestos en anticipo al presupuesto de emergencia ha afectado la confianza del consumidor", afirma Nick Moon, director gerente de GfK NOP.

Según el sondeo un sondeo divulgado el martes por la Comisión Europea, la confianza del consumidor en los 16 miembros de la zona euro, repuntó en junio, luego de caer pronunciadamente en mayo debido a la intensificación de la crisis fiscal del área de la moneda común.