Bogotá. La confianza del consumidor en Colombia experimentó una leve recuperación en febrero frente al mes anterior, aunque continuó en terreno negativo al mantenerse el deterioro en la percepción sobre la situación económica del país y de los hogares, reveló el miércoles la firma de estudios Fedesarrollo.

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se situó en -24,3%, frente al -30,2% en enero, su mejor resultado después de cuatro meses de caídas.

La recuperación obedeció a un incremento tanto en el componente de expectativas como en el de condiciones económicas actuales, mientras que mejoró la disposición a comprar vivienda y la intención de adquirir bienes durables se mantuvo prácticamente inalterada.

No obstante, el índice desmejoró frente al -21% que marcó en febrero del año pasado.

La débil confianza del consumidor fue una de las principales razones que el Banco Central argumentó para recortar su tasa de interés de referencia en 25 puntos base a un 7,25% en su reunión de febrero, en medio de la desaceleración que afecta a la cuarta economía de América Latina.