Santiago. El Congreso chileno aprobó la noche del miércoles un reajuste del salario mínimo de 4,2%, un alza superior a lo originalmente propuesto por el gobierno de derecha y que se enmarca dentro de un esperado mayor dinamismo de la economía.

En su último trámite en el Senado, los parlamentarios acordaron un reajuste del sueldo mínimo a 172.000 pesos, lo que equivale a unos 316 dólares.

"El gobierno está satisfecho (...) lo medular es el aumento de 165.000 a 172.000 pesos, que es un aumento de 4,2% nominal y 2,7% ciento real", dijo el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, al término de la sesión del Senado.

"Este aumento es mayor al promedio de los aumentos reales de los últimos 9 años de los gobiernos de la Concertación (bloque de centroizquierda que gobernó entre 1990 y 2010) de 2,2% (...) es casi cuatro veces el aumento aprobado el año anterior", agregó.

El nuevo sueldo mínimo, que regirá a partir de julio, se da en un escenario en que la inflación llegaría a 3,8% este año y la economía crecería entre 4,0% y 5,0%.