Como todos los años, los congresistas iniciaron la aprobación del presupuesto para el próximo año estimado en 147,3 billones de pesos (US$80.400 millones), solicitando mayores recursos para sus regiones, pese a que el 95% del proyecto está 'predeterminado', como lo reconoció Germán Villegas, vocero del Partido Conservador, en el Senado.

Villegas advirtió que el presupuesto tiene un déficit de 24 billones de pesos (US$13.000 millones) que seguramente será compensado con más deuda interna y externa. Considera que el Gobierno está en mora de presentar una reforma tributaria. El senador del Polo Democrático, Jorge Robledo, que anticipó su voto en contra, criticó la forma como es debatida la principal ley del país. No hay tiempo ni para abordar el déficit fiscal, se quejó el congresista.

El presupuesto para 2011 contempla 35,3 billones de pesos para el pago de deuda, 22,2 billones de pesos para Defensa y 21,2 billones de pesos para Educación.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que el gobierno logró la aprobación del presupuesto con el apoyo del Partido de la U, Conservador, Cambio Radical y el Partido Liberal, de manera que la coalición de unidad nacional aprobó un Presupuesto "austero pero a la vez generoso en inversión. Cambiamos funcionamiento por inversión". Recordó que las locomotoras fueron fortalecidas con mayor presupuesto.

Agricultura tendrá 450 mil millones de pesos, Vivienda 500 mil millones de pesos, Infraestructura y Vías 920 mil millones de pesos y para ciencia y tecnología 220 mil millones de pesos. Ante un airado reclamo de la congresista Dilian Francisca Toro sobre el escaso presupuesto para salvar los hospitales, el jefe de la cartera de las finanzas públicas respondió que quedó incluido la posibilidad de obtener unos créditos, "la única diferencia era si se incluia el monto. No quedó incluido pero si una partida de manera que podamos tener auxilio para hospitales públicos en la medida en que se necesite".

Explicó que es un monto que va a permitir dar créditos a los hospitales públicos por 10 años de manera rápida, durante el año.