El Congreso de Colombia aprobó la primera reforma tributaria del gobierno del Presidente Santos, que tras una conciliación de algunos temas, se convertirá en ley de la República y que el representará al Ejecutivo recursos por una cifra cercana a los 6 billones de pesos (US$3.100 millones)

En los debates se aprobó que el recaudo del cuatro por mil (impuestos) en cerca del 25% de los recursos provenientes por ese tributo y hasta el año 2014, se destinará al fondo de calamidades para atender los daños ocasionados por el invierno del presente y los próximos años.

Entre 2011 y el 2014 el cobro del cuatro por mil bajará al dos por mil y a partir de 2015 se reducirá anualmente en medio punto hasta que en enero de 2018 quede abolido definitivamente.

La iniciativa contempla la eliminación definitiva de la deducción del impuesto de renta por compra de activos, que de acuerdo al proyecto pasa del 30% al 0% a partir del primero de enero de 2011.

Se desmonta gradualmente la sobretasa de la energía a las industrias, insumo que según el ministerio de Hacienda representa entre el 10 y el 70% de los costos de producción. Este gravamen actualmente es del 20%, pero a partir del año entrante pasará al 10% y en 2012 al 0%.

Asimismo fue aprobada la eliminación del IVA para las exportaciones, incluidos aquellos denominados corporales muebles, estimular la bancarización, es decir que se aplicarían impuestos a todos aquellos pagos que se hagan a través de la banca.

De la misma manera la reforma aprobada por las comisiones terceras prevé menos impuestos para los insumos importados, especialmente del sector agropecuario, las confecciones, la maquinaria, los alimentos, los insumos y bienes de consumo.

Un aspecto fundamental de la reforma es la eliminación de la tramitología para que los usuarios paguen los impuestos a la DIAN, procedimientos que actualmente hacen casi que imposible el cumplimiento de estas obligaciones y el mismo recaudo por parte de la Dirección de Aduanas Nacionales, dice informe de la Cámara de Representantes.

El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, indicó que el espíritu de la reforma es la formalización de la economía estimulando el uso de banca electrónica aprovechando la masiva utilización de los teléfonos celulares, y de esa manera los comerciantes dejan de acudir al dinero efectivo y pueden hacer sus operaciones bancarias de manera virtual

El Senado avaló la propuesta de la Secretaría de Hacienda Distrital de eliminar la base tributaria especial que tienen los bancos desde 1983 para el impuesto de Industria y Comercio (ICA), y por la cual no declaran alrededor de 1,6 billones de pesos, por transacciones electrónicas, Internet y costos de chequeras, entre otras.

Además declaró como sujetos tributarios a los patrimonios autónomos que generan al año uno 4 billones de pesos.