Bogotá. Efraín Cepeda, presidente del Senado colombiano anunció que, en el momento en el que se radique el proyecto de ley que busca eliminar los tres ceros del peso colombiano, será una prioridad legislativa para el Congreso, debido a los beneficios que puede representar esta iniciativa.

Aunque su presentación estaba programada para el viernes 16 de marzo, día en el que se reanudaban las actividades del capitolio, Cepeda aseguró que todavía se encuentra a la espera de la notificación del Gobierno para radicarlo. “Esperamos que después de Semana Santa se haga ese trámite”, dijo el legislador a radio Caracol.

En un ejemplo práctico, este proyecto busca que, si una persona tiene $20.000, en nuevos pesos representarían $20, y, si tiene $500, estos serían 50 nuevos centavos.

La medida ha tenido voces a favor y en contra. Uno de los grandes beneficios que augura la eliminación de los ceros es que permitiría más facilidad y comodidad en las grandes transacciones de comercio entre empresas e incluso países, así como también en la economía cotidiana de los connacionales.

Otro de sus pros, según lo ha defendido el fiscal General Néstor Humberto Martínez, es que, al crear una nueva familia de billetes y obligar a que las personas cambien su efectivo durante un periodo de transición, el dinero que haya sido escondido en ‘caletas’ ilegales tendría que pasar por el sistema financiero para legalizarse o, de lo contrario, quedaría obsoleto.

Sin embargo, están también quienes creen que hay temas más prioritarios para Colombia que ese. Por ejemplo, Eduardo Sarmiento, economista, docente y escritor colombiano, le dijo a El País, de Cali que hay “decisiones más urgentes que ponerse a gastar el tiempo del Congreso, de los funcionarios, para quitar los ceros a la moneda. Eso no se compara con las necesidades que tiene Colombia. En este momento tenemos una economía que no arranca, inequidad en todos niveles, problemas en el sistema de pensiones”.

Aunque hay opositores del proyecto debido a los costos que representaría dicha transición, así se refirió Cepeda al respecto: “a pesar de esa posición en la que se está hablando de los elevados costos que esto genera, hay que entender que es más costoso para el país el narcotráfico y que con esas caletas sigan adquiriendo bienes ilícitos”.

La idea de quitarle los tres ceros a la moneda colombiana ha estado en el debate público desde la década de los noventa. Sin embargo, se espera que este año entre a discusión formal.