Bruselas. Las recientes reformas a la gobernanza de la zona euro no han sido suficientemente profundas, dijo este martes el miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo Yves Mersch.

"Las recientes propuestas europeas para reformar la gobernanza económica en la zona euro van en la dirección correcta, pero no son lo suficientemente ambiciosas como para asegurar un funcionamiento saludable y eficiente de la unión monetaria", dijo Mersch en un comunicado.

En primer lugar, los procedimientos sobre los déficits excesivos deberían desencadenarse más rápido, con la aplicación temprana y "cuasi-automática" de sanciones, dijo.

Segundo, debería colocarse un mayor énfasis en los niveles nacionales de endeudamiento, agregó.

La crisis de deuda soberana tuvo sus raíces en el hecho de que los países de la zona euro no fueron capaces de vigilar apropiadamente las políticas económicas de cada uno de los miembros y deberían definirse procedimientos para corregir eso, dijo Mersch.

"Más allá de estos nuevos mecanismos, cuya activación debería concretarse sólo en circunstancias excepcionales y bajo un estricto cumplimiento, es crucial que los estados aprendan de esta crisis intensificando sus esfuerzos por consolidarse", dijo el funcionario en un comunicado de Año Nuevo en su función de presidente del banco central de Luxemburgo.